martes, 4 de diciembre de 2007

El padrino...

El de la foto es Santiago. Es mi cuñado y mi ahijado de Confirmación. A sus quince años va a recibir toda una 'condecoración': va a ser el padrino de Covadonga. Este verano, un sábado en Sanxenxo nos fuimos a cenar él y yo a un churrasco que se llama O Forno. Allí comimos costillas hasta que nos sacaron con poleas. Le dí la noticia de que iba a ser el padrino. Creo que no se lo esperaba para nada y le hizo mucha ilusión. Su nombre encabezaba una lista de muy buenos candidatos al puesto pero, finalmente, nos decantamos por él. Es un tío noble, sincero y con un peculiar -pero agudizado- sentido de la responsabilidad que, pese a sus quince años, sabrá poner al servicio de la educación de su ahijada. Además, pese a lo que digan las malas lenguas, su elección no ha sido para contar con un 'canguro' seguro cada fin de semana que queramos ir al cine -aunque de eso también habrá-. En la foto sale con indumentaria de oficial de la Armada española el día de la boda de su hermana Isabel en Mallorca. Pero eso es otro capítulo.
María y yo damos mucha importancia a la figura de los padrinos. No es sólo un título oficial que se ejerce el día del Bautizo, cada cumpleaños y en Navidad. Ser padrino y madrina es mucho más. Es estar siempre a la sombra de los padres en lo que al ahijado respecta. Estar pendiente de su educación, sus cosas, sus necesidades, sus problemas...En la actualidad, soy padrino de confirmación de Santiago y de mi hermano Josemaría. Y padrino de Bautismo -junto con María- de dos regalos de Dios: mi sobrina Martina y Patricia, hija de Iñaki y Laura. Para mí es un orgullo ser padrino. De momento, sus padres, gracias a Dios, siguen por aquí y no hay que suplirles pero sí complementarles y ayudarles a que sus hijas -mis ahijadas- sean magníficas personas e hijas de Dios. Por eso rezamos por ellas todos los días.
Lo mismo le exijo a Santiago y sé que lo está haciendo. Creo que está un poco nervioso con toda la retahíla de nombres que lleva Covadonga pero seguro que el día del Bautizo se le pasa. (...mañana hablaré de la madrina)
Posted by Picasa

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo contigo con la fiugra del padrinoo. Una pena que cada vez tenga menos importancia dentro de las familias.

    ResponderEliminar