sábado, 1 de diciembre de 2007

Empieza la maravillosa rutina

Lo siento pero no puedo poner una foto de Covadonga porque estoy de 'prestado' en el ordenador de casa de mis padres.
En apenas cinco días ha 'ensanchado' y, aunque pequeñita, ya parece una personita. Ya estamos empezando a entender la rutina de la niña. Dormir lo justo, hacer un montón de cosas y pensar que no vas a llegar a todo. Me ha impresionado la cantidad de tiempo que me paso esterilizando cosas: chupetes, tetinas, biberones...es un continúo trasiego de agua hirviendo. Y eso tiene sus consecuencias. Ayer, un poco de ese agua saltó literalemnte de la olla y fue a estamparse en el empeine de mi pie izquierdo. Nada, una cosita más para unir a peritonitis y neumonía.
Es difícil de describir cuando te sientas en el sillón a las tres de la madrugada con la niña en brazos. Yo trato de cantarle algo -las melodías no son mi fuerte y no conozco canciones de cuna- y opto por dedicarle algunos cánticos futboleros adaptados a ella -es decir, sin 'tacos' y con otra letra-. El miércoles, recién llegados del hospital pude ver el Werder Bremen-Real Madrid. Nada había cambiado: mi cervecita con el punto justo de congelación, unas patatas, el mal juego del Madrid y las ganas de que lleguen ya las eliminatorias...¡Ah, espera! Algo había cambiado. Noté como una mirada me seguía desde mi izquierda. Y allí, observándome de soslayo, estaba Covadonga tratando de entender la nueva realidad. Y yo no sabía muy bien cómo explicársela.
Es verdad que hay cosas que han cambiado, pero otras no tanto. Ayer fui a la concentración delante del Ministerio de Sanidad para pedir que dejen a los niños vivir y que se acabe el terror del aborto. Volvíamos a estar pocos...pero a veces hay cosas que valen la pena y esta es una de ellas.
Hoy 'compraré' el partido del Madrid en Digital + (me regalan seis partidos y casi no me cobran el paquete básico porque dije que quería darme de baja). Y mañana volveré a vestirme de corto para jugar en la Liga de Antiguos Alumnos de Retamar. Por cierto, a los de mi Equipo les debo una crónica del último partido donde Meja se salió y Carlos RO marcó un buen 'chicharro'.
Hay cosas que no cambian...
Sigue el Madrid, sigue el fútbol, siguen las cosas...pero ahora con Covadonga.
PD: Hace quince años que se puso en marcha un maravilloso sueño que ya es una realidad: el CD Retamar. Os lo contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario