jueves, 20 de diciembre de 2007

Historias de fuego (II)

Por la tarde he estado en la parroquia de Buen Suceso. Allí se presentaba la campaña que ha puesto en marcha Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) para recuadar fondos y destinarlos a la reconstrucción de iglesias en Bosnia Herzegovina. Ayuda a la Iglesia Necesitada es una Asociación pública universal dependiente de la Santa Sede. Su actividad es incansable para que a nadie en la Iglesia necesitada se le niegue la práctica de la fe, la libertad de conciencia, la dignidad y la esperanza (como pone en su web). He acudido porque uno de los que la presentaba era Suso, periodista del semanario Alba, buen amigo y lector de este foro.
Suso acompañó a los de AIN para comprobar la realidad de Bosnia. Un país que ha estado varios años en guerra y que nos ha importado un comino. Aunque siempre se hablaba de los horrores de la persecución hacia los musulmanes, allí, quienes estaban de verdad fastidiados -y siguen estándolo-, eran los que forman la minoría católica. Sacerdotes, padres, hijos, familias enteras asesinadas por el hecho de ser católicos. Las vivencias que han traído Suso y Javier -ya contaré la historia de este tío algún día- son espeluznantes. Y luego aquí nos quejamos de que hay persecución contra la Iglesia en España. Soy un blando y un cobarde.
En un pueblo de Bosnia, cogieron al párroco y, después de haber matado a sus 70 fieles -con niños de 4 años y abuelos de 80- se lo llevaron a su campamento. Allí, durante varios días, la diversión era propinarle más de 300 golpes cada día con un bate de béisbol en la espalda, los hombros, los brazos...Y, para terminar, una noche de juerga de los soldados serbios, lo tiraron al suelo y bailaban sobre su espalda. Él los ha perdonado pero dice que no puede olvidarlo porque las pesadillas que tiene no le dejan. Para más inri, el vecino del pueblo que les 'señaló' como católicos -os recuerdo que mataron a 70 personas por su 'denuncia'-, pasados los años, fue al párroco...¡a pedirle trabajo!...¡¡y el cura se lo ha conseguido!!
Ahora hace falta dinero para reconstruir las iglesias y ayudar a la gente de allí. Ha muerto mucha gente defendiendo su fe. Si queréis, podéis hacer un donativo en la cuenta 0049 2674 56 2014343911o o llamando al teléfono 902 636 737. Vale la pena.
Me gustaría poder poner más fotos pero se las tendré que pedir a Suso.
Covadonga empieza a gimotear. Pasan las doce de la noche y le va a tocar comer dentro de poco. Espero que ella, cuando sea mayor, sea una luz entre tanta oscuridad.
PD: Empiezo unas minivacaciones de Navidad. Falta poco para Nochebuena. Estoy algo nervioso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario