jueves, 20 de diciembre de 2007

Una hora de televisión

El miércoles pude sentarme un rato delante de la televisión. Después de una semana muy ajetreada, logré llegar a casa pronto. Disfruté bañando a Covadonga -se agarra unos cabreos cuando la sacas del baño...- y degustamos productos ibéricos que mi buena amiga Helena nos ha mandado por Navidad. Jamón, salchichón, queso...y todo regado con un Martínez Lacuesta del 98 que era un primor -por cierto, recomiendo desde aquí este blog con buenas críticas de vinos buenos y baratos-. Después, con el regustillo de poner los pies en la mesa, María se enganchó a El internado. Se trata de una serie de Antena 3 que ha logrado una buena aceptación por parte de crítica y público. No entendí nada de una enrevesada trama -que tendrán los guionistas en la cabeza, querido Teniente- pero disfruté de un elenco de jóvenes actores que, muy pronto, van a copar el firmamento cinematográfico español. La hija de Lolita -a la derecha de la foto- es una pedazo de actriz de la cabeza a los pies. Solvente, creible, transmite...maravillosa. Hace de alumna responsable y borda su papel. La de la izquierda -no sé cómo se llama- andaba ayer algo asustada por no se qué chantaje. Es guapa, tiene ojos bonitos y gran expresividad. Le falla su acento ¿canario? que, aunque lo intenta, no puede ocultar. Uno de los actores principales es Luis Merlo -que hacía de maricón en 'Aquí no hay quien viva'-. ¿Por qué no se le da más chance a este tío? ¡Qué actorazo! Genial. La pena es la forma de tratar algunos temas. El otro día, comparaban la creencia en Dios con los cuentos infantiles. Una pena. Buenos actores. Esperemos que no se conviertan en unos...bueno, me lo voy a callar y tienen un voto de confianza.

1 comentario:

  1. No llevo esa serie, crack. Así que no puedo ayudar con mi sapiencia a los grandes guionistas que escriben (un amiguete mío y un par de conocidos están ahí dándolo todo) El otro día vi a todos los chavales en el macrofiestón de GLOBOMEDIA y parecían la mar de animados. FELIZ NAVIDAD PARA TÍ Y LOS TUYOS. En especial a COVADONGA.

    ResponderEliminar