martes, 29 de enero de 2008

Dura poco y enseña mucho

Son de esas cosas que te hacen pensar de verdad. No os perdáis los ojitos del niño -Liam- cuando es un poquitín más grande.
PD: Claro, es que no iba a haber suficientes vídeos de fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario