lunes, 21 de enero de 2008

Los católicos, con B16

La verdad es que hoy lunes no sabía muy bien que contar en el blog. El derbi fue un rollo gracias a un madridista de pro como Pablo Ibáñez. Pude ver el partido en casa acompañado de María, Covadonga y mi amigo Beto. El día había sido genial ya que jugué al fútbol por la mañana (victoria clara por 11-3), luego fui a Misa con mis niñas a la capilla de la Virgen de Lourdes en la calle Fortuny de la que os hablaba en otro post.
Un buen biffe fue el plato principal que degustamos en "La Vaca Argentina" después de disfrutar de un maravilloso paseo. Luego pude conocer a mi nueva sobrina, Victoria, que nació ayer domingo. La verdad es que me impresionó verla. Pesa casi lo mismo que Covadonga. Claro, la mía nació con dos semanas de adelanto y a esta no le ha costado ponerse a la altura. ¡Enhorabuena a Macarena y Álvaro!
Pero ayer me impresionó el Ángelus en la Piazza de San Pedro. Después de la tropelía que habían cometido con el Papa en la universidad La Sapienza -que os cuento en unos post más abajo- más de 200.000 personas quisieron estar en la piazza para dar su apoyo al Santo Padre. Nosotros no estuvimos pero nuestras oraciones y nuestro pensamiento estuvieron con él.
El Papa estaba triste por no haber podido ir a la Universidad pero se conmovió con la respuesta de los fieles. Además, ayer dijo esto en su discurso: "Como profesor, por así decir emérito, que ha conocido a tantos estudiantes en su vida, os aliento a todos, queridos universitarios, a respetar siempre las opiniones de los demás y a buscar, con espíritu libre y responsable, la verdad y el bien". Para que luego le llamen intolerante.
PD: Por cierto, te pido una oración por un amigo que lo está pasando mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario