viernes, 4 de enero de 2008

Nos vamos a Lerma

El sábado vamos a visitar a las monjas del convento de Clarisas de Lerma (Burgos). Se trata del pequeño milagro de Dios en la meseta castellana. Más de cien monjas de clausura -la mayoría muy jóvenes- aportan un soplo de vida para la Iglesia.
La verdad es que entiendo cuando hay gente que dice que soy un friki. Pero a estas monjas les debemos un agradecimiento muy especial por haber rezado con entusiasmo para que llegase Covadonga...¡y ya está con nosotros! Al plan se va a apuntar Suso y un montón de gente que él ha movido.
Las monjas nos reciben a las 11 y se trata de pasar un rato con ellas. La otra vez que estuvimos con ellas nos contó su vocación la más joven -apenas superaba los veinte años-, comentamos la situación del mundo, les contamos nuestras cosas, cantamos, rezamos juntos...es una experiencia vivificante. Son jóvenes que hasta ayer -como quien dice- estaban de juerga en los mismos garitos que nosotros y, poco después, se dan cuenta de que lo que les llena es otra cosa. Viven en clausura y son las personas más felices del mundo. Un dato, los fines de semana se despiertan a eso de las dos de la madrugada para rezar un buen rato ante el Santísimo. El motivo lo cuentan ellas: "Son las horas en las que más se ofende a Dios y queremos desagraviar". Os dejo una foto que he encontrado por Internet.
Después, una vez atendidas las necesidades espirituales, nos pegaremos un homenaje a base de cordero típico de Lerma. Luego volveremos corriendo a ver si llegamos a ver la cabalgata, preparar los zapatos, poner el turrón y el champán, los carteles...¡porque vienen los Reyes Magos!

1 comentario:

  1. Verdaderamente estas mujeres consagradas, cambian la vida a todo el que las ve. Pero te pediría, que aunque la foto quede mejor en este comentario, la eliminases. Ya que como sabras esta foto no debería existir.

    ResponderEliminar