jueves, 21 de febrero de 2008

La confianza en Dios...y la Red

Internet, sin duda, puede servir para hacer mucho mal o para hacer mucho bien. Por eso, si uno bucea un poco se puede encontrar con cosas maravillosas...como este blog que pongo aquí (ver blog). Se llama "En el Valle de Elah" y me ha dejado petrificado. Impacta. Son de esas cosas que...bueno, que cada uno lo descubra.
Lo curioso del asunto es que se debe de tratar de un blog reciente ya que cuenta, al menos al escribir esto, con un único post.
Y para rizar el rizo, me ha sobrecogido otra 'casualidad'. El pasado 23 de enro alcancé los 33 años. Como ya conté en un post, creo que los 33 es una edad especial y en la que un hombre llega a la plenitud. El caso es que ese 23 de enero, fui a Misa a La Milagrosa, en García de Paredes. Me lancé a leer las lecturas. Para los que no la conozcáis, la basílica de la Milagrosa es una preciosa y enorme iglesia en la que uno se encuentra muy en su terreno. Ese día, por casualidades de los tiempos litúrgicos, tocó la lectura de la victoria de David sobre Goliath. "Cinco piedras y le sobraron cuatro". A medida que avanzaba la lectura me fui 'viniendo arriba' y en un momento me di cuenta de que estaba leyendo como si estuviese metido en el fragor de la batalla. Además, no hace mucho leí "David de Jerusalén", de Louis de Wohl -un librazo- y conocía bien la historia.
Confianza, confianza, confianza...
PD: Seguiré el blog "En el Valle de Elah" y lo pongo entre los favoritos de mi blog con el nombre de 'Confía en Dios'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario