viernes, 7 de marzo de 2008

La cruz

Hay una parroquia en Las Rozas que se llama "La Visitación". Allí desarrollan su ministerio un grupo de sacerdotes santos -el párroco es 'don Manolillo', como lo llama mi madre- que mueven mucho a la gente y donde se hacen las cosas muy bien. Cada domingo, en la hoja parroquial hay un pequeño comentario sobre algo. El domingo pasado fue sobre la cruz. Y, de verdad, ahora lo he entendido todo. En pocas líneas se puede ver el Amor que Dios nos tiene y nos manda en 'las cruces' de cada día. A veces esa cruz puede ser chiquitita -un nuevo tropiezo del Madrid en Champions o un desengaño amoroso- o más grande -una enfermedad o un problema grave-. Espero que os sirva este texto para entender las cosas de Dios. A mí, la verdad, me ha abierto los ojos. Ahí va el texto:
"La sabiduría eterna de Dios ha previsto desde el principio la cruz que Él te envía desde lo profundo de su Corazón con un don precioso. Antes de enviártela, Él la ha contemplado con sus ojos omniscientes, la ha meditado con su intelecto divino, la ha examinado a la luz de su sabia justicia. Y le ha dado calor estrechándola entre sus brazos amorosos, la ha sopesado con ambas manos para que no fuese un milímetro demasiado grande ni un milímetro demasiado pesada. Luego la ha bendecido en su Nombre santísimo, la ha rociado con el bálsamo de su Gracia y con el perfume de su consolación.
Y luego te ha mirado a tí y a tu coraje...
Por lo tanto, la Cruz te viene del Cielo, como un saludo del Señor, como una limosna de su amor misericordioso".
Sin comentarios...
PD: Hoy es el cumpleaños de un amigo mío que está soportando una importante cruz. Si te paras un segundo, reza una oración por él. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario