viernes, 4 de abril de 2008

La Iglesia CATÓLICA

Me gusta decir que soy católico. En estos tiempos en los que nos encanta mirarnos el ombligo y no mirar más allá de la verja de nuestra casa, la palabra católico es un signo de desarrollo, dinamismo, progreso, preocupación por los demás...
Católico es universal. Quiere decir que eres de todo el mundo. Tienes hermanos repartidos por los rincones más insospechados de la Tierra. En cualquier lugar del planeta, un sacerdote te llevará los sacramentos.
El caracter de universalidad de la Iglesia lo paladeé especialmente en Galicia durante esta Semana Santa. María, Covadonga y yo acudimos a una pequeña aldea de un monte cercano a vivir los Oficios. Allí, un sacerdote -don José- mayor, muy cascado y santo atiende varias parroquias de la zona (en Galicia, la crisis de vocaciones está muy agudizada. De hecho a don José se le iluminaron los ojos de envidia sana cuando le dije que mi hermano mayor se ordena en mayo y que tengo un amigo en el seminario). La iglesia donde ofició es pequeña -la foto es de allí-, de arquitectura característica de la zona pero cuidada con el esfuerzo y el cariño de todos los vecinos -como mola la España profunda y católica-.
La liturgia del Jueves Santo dice que, antes de poner al Señor en el Monumento, hay que hacer una pequeña procesión. El templo no daba para muchos paseos pero don José se calzó su paño de hombros -muy digno-, sostuvo al Señor Sacramentado y avanzó tres pasos por el centro de la Iglesia. El pasillo no daba para más. Yo estaba de rodillas en el pasillo con el carrito de Covadonga. Me emocionó ver al Señor venir hacia mí -perdón por la intimidad-. Allí, en una aldea perdida de Galicia le estábamos adorando igual que estaba haciendo el Papa en Roma, un camionero en Arkansas, un anciano en Tibet o sor Juliana en Mozambique.
Católico...mola.
PD: Ahora que está tan de moda, por desgracia, el Tibet, un amigo me ha mandado este vídeo sobre la Iglesia en aquel país. Nunca se habla de ellos. Dura 20 segundos. No te preocupes si se te pone la piel de gallina. (Pincha aquí para el vídeo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario