jueves, 29 de mayo de 2008

El milagro diario de Lourdes

Hago un breve inciso en las crónicas de Roma. Ayer, a eso de las 23.56, mientras María se mordía las uñas con las tramas de "El internado" yo estaba bloggeando un poco. El caso es que, después de tanto fuego 'romano' quise buscar un momento de recogimiento en la gruta de Lourdes. Entré en el link que tengo en el blog y que te lleva directamente a una webcam frente a la Virgen. Pensaba que todo iba a estar oscuro y que nadie iba a estar acompañando a Nuestra Madre.
Lo que ví me dejó impresionado. No cabía un alfiler. Se vislumbraban las sombras de cientos de fieles arremolinados en la gruta. Sólo dos luces. Una iluminando a la Virgen y otra iluminando al Santísimo Sacramento expuesto en una custodia. ¡¡¡Qué maravilla!!!
Hay están las dos columnas a las que hacía referencia san Juan Bosco: la Eucaristía y Nuestra Madre. ¿De verdad hay algo que pueda salir mal estando sujeto a esas columnas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario