lunes, 23 de junio de 2008

Gracias, Dios mío.

Tengo que ordenar mis ideas y dejar reposar mis emociones. Templar el corazón y dar gracias por estos momentos. Luego, cuando tenga un hueco, daré rienda suelta a la alegría y la emoción. ¡Viva España!

No hay comentarios:

Publicar un comentario