lunes, 16 de junio de 2008

Jornada de alegrías y tristezas

Cuando yo era pequeño odiaba las últimas jornadas de los campeonatos ligueros. Me encantaba ver a los que ascendían o mantenían la categoría pero no podía soportar las lágrimas y la desesperación de los que descendían. Pero vamos...¡que me pasaba una semana hundido!
Con el paso de los años, eso se me ha ido quitando, de la misma forma que no me emociono ni me frustro con los éxitos de mi equipo de fútbol -sí con los de la Selección-.
Ayer disfruté con la jornada final de Segunda División y de Segunda 'B'. El Sporting de Gijón ha vuelto a Primera División -de donde nunca debió haber salido-. Ayer me emocioné viendo a Quini -con un cáncer galopante- aplaudido por todo El Molinón. Uno de los jugadores, en la celebración del ascenso, llevaba una imagen de la la Reina de la Paz, la imagen de Medjugorje. Me encantó verlo. El año que viene, el Sporting ya tiene otro seguidor.
También subió el Málaga -el equipo de mi padre- aunque me dolió el descenso del Cádiz.
PEro lo mejor fue ver subir al Rayo Vallecano. Superó al Zamora y ha vuelto a Segunda. Allí, en el viejo Vallecas, pasé grandes tardes de fútbol en Cadena Max -gracias a Ricardo, María, Beto y Marcos-. ¡Qué grande!

No hay comentarios:

Publicar un comentario