viernes, 20 de junio de 2008

La Alegría

La hoja parroquial de La Visitación es una mina. Ya colgué hace tiempo un párrafo sobre la Cruz y su sentido. Hoy lleva en su portada unas palabras de la Madre Teresa: "Cuando veo a alguien triste, pienso siempre que le está negando algo a Jesús. La alegría es signo de una persona generosa y mortificada que, olvidando todas las cosas, incluso a sí misma, intenta agradar a su Dios en todo lo que hace por las almas. La alegría, a menudo, es un manto que esconde una vida de sacrificio, de unión contínua con Dios, de fervor y generosidad. Una persona que tiene este don de la alegría, frecuentemente alcanza un alto grado de perfección. Porque Dios alma al que da con alegría".
En la siguiente hoja, saca un extracto del libro Hablar con Dios que también habla de la alegría y la entrega a los demás. ¡Espectacular!
Por cierto, hoy, un sacerdote, me ha recordado las palabras de san Josemaría: "Estas crisis mundiales, son crisis de santos". "No podemos estar quejándonos todo el día de lo mal que están las cosas y la sociedad. Lo tenemos que arreglar nosotros. No lo van a arreglar los políticos. Hay que ser santos y llevar la alegría a los demás.", me decía este sacerdote.
Creo que esto empieza en uno mismo pero...¡soñad y os quedaréis cortos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario