miércoles, 11 de junio de 2008

Pescadores de hombres

Estos días, el Evangelio está hablando mucho de los apóstoles. El domingo pasado fue la vocación de Mateo y este domingo que viene también estarán los apóstoles como protagonistas.
Siempre me ha flipado la figura de los Doce. La verdad es que son una fuente de Esperanza para los cristianos. Si ellos, que vivieron tres años con Jesús y le vieron hacer tantas cosas asombrosas, salieron corriendo alas primeras de cambio...¡qué no haremos nosotros! No debe ser una excusa pero creo que es un aliento.
El apostolado, hasta hace poco, me parecía lo más complicado del catolicismo. Y, no hace mucho, me dí cuenta que es uno de los grandes tesoros del catolicismo.
Dios, a veces, te asombra con detalles de Padre total -que es lo que es-. Es fácil pensar que uno es el que va a convencer a otro y no se da cuenta de que es Dios quien convierte a la gente. Pero, a veces, Dios te deja el 'mihura' a placer, el balón en la línea para que remates, la pelota en la red para hacer un smash...y sin embargo, uno se rebela y no entra a matar. Si te avergüenzas de Mí, yo me avergonzaré de tí...
Jesús, en Vos confío.
PD: nos vamos unos días de descanso. No creo que pueda actualizar el blog.
PD2: ha ocurrido una cosa IMPRESIONANTE. Dios quiera que algún día lo pueda contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario