lunes, 7 de julio de 2008

Ingrid los bloquea

Ingrid Betancourt ha sido uno de los personajes más seguidos en los últimos meses. Su liberación final ha sido portada en los periódicos de todo el mundo. Todos esperaban a otro tipo de Ingrid.
Pero, hay que fastidiarse, se baja del helicóptero que le trajo desde la selva y se pasa la mitad del tiempo hablando de Dios. Al parecer, estos años de cautiverio han sido un 'sopapo' ante los que unos se rebelan y otros se convierten.
En El Mundo de hoy, Rubén Amón, enviado especial del periódico cuenta algunos detalles de la nueva vida de Ingrid:
"...quiere pasar unos días con sus hijos en París, a quienes preocupa, en cierto modo, el tiempo que su madre dedica a rezar, hablar de Dios, aferrarse al Rosario". La propia Ingrid dice: "Lo que es cierto es que tengo una fe inmens. Pienso que mi liberación es un milagro. Lo pienso realmente. Antes tenía fe, pero era una fe ritual. Creía, sí, pero sin mucha preocupación. en la jungla no podía despreocuparme. La fe ha sido mi fuerza, una presencia absoluta. Es como una realidad más que real. La veo y puedo tocarla". Sin comentarios.
Ahora, Ingrid ha pedido entrevistarse con B16 y ya empiezan a salir los que dicen que el Papa no desaprovechará la oportunidad (lo dicen en ABC, manda huevos).
El caso es que las declaraciones de Ingrid me recuerdan bastante a las que escuché a Bosco Gutiérrez, un arquitecto mexicano que estuvo secuestrado durante un porrón de tiempo y que, finalmente, escapó.
La fe, Dios, Cristo, la Virgen María, los santos...que apoyos tan maravillosos en momentos tan críticos. Ayer salía en el Evangelio..."venid a mi los que estéis agobiados..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario