jueves, 18 de septiembre de 2008

"¡Seguí rezando, hijo de puta!"

Recientemente se ha 'celebrado' el Encuentro Nacional de Mujeres en Neuquén (Argentina). Te imaginas...aborto libre, ideología de género, etc. En ediciones anteriores, el paso de la manifestación por delante de la Catedral había terminado con el templo con pintadas y basura en la entrada. Este año, un puñado de valientes -porque no tienen otro jodido nombre- se apostaron delante de la Catedral para defenderla. Objetivo: resistencia pasiva. Una pancarta y un Ave María detrás de otro. Ni una respuesta, ni una reacción, ni una palabra distinta de las de la oración...
Cómo es lógico, los 'tolerantes' no pudieron soportarlo y se acercaron a la Catedral para insultar a los católicos. Se me han quedado algunos detalles:
1- Un chico moreno con la nariz aguileña. En un momento, una manifestante empieza a gritarle en la cara y termina escupiéndole -se ve el gesto y el reflejo de la saliva en la cara del chaval-. El 'cabrón' ni se inmuta. Se mantiene firme y rezando a Nuestra Madre.
2- Una chica, en un momento de desesperación absoluta porque no reaccionan, empieza a gritarles: "¡Seguí rezando, hijo de puta. Seguí rezando!". Es el grito del odio.
3- Los 'tolerantes' arrancan parte de la pancarta que tienen los chavales y la queman. La tolerancia, la tolerancia.

Vale la pena ver el vídeo hasta el final. Es un EJEMPLO otorgado por estos chavales. Es como los primeros cristianos. Es una buena dosis de realidad para sacárme de la tibieza.

Gracias, muchachos, por este testimonio.
Dios os bendiga.

2 comentarios:

  1. Queridos amigos:

    Tenéis un premio en mi blog. También necesito vuestra ayuda para participar en una campaña provida.

    http://porlafamiliaporlavida.wordpress.com/2008/09/17/dos-proyectos-de-difusion/

    GRACIAS DE TODO CORAZÓN.

    ResponderEliminar
  2. Muy fuerte el video... Impresionante ver cuanta gente se aleja de Dios sin ver en Él a la verdadera felicidad.
    Estas cosas son las que les hace a uno ver que nuestra misión en este mundo es muy importante, que hay mucha gente, muchos corazones por conquistar y mostrarles el amor del Padre. Mantenerse firmes como aquellos jóvenes que rezaban es la mejor forma de empezar, dando el ejemplo, poniendonos en el lugar de Jesús!

    ResponderEliminar