viernes, 27 de febrero de 2009

Basura política...¡y alegrón!

La verdad es que ya andaba yo desencantado con la política y los políticos españoles. Pero el toque a rebato que estamos viendo en las últimas semanas con basura aflorando por todos sitios está siendo la puntilla. Algunos casos son de corrupción flagrante y, en otras ocasiones, se trata de eso que se dice que la mujer del César no sólo debe ser decente sino también parecerlo (o como se diga).
Ya hace tiempo que saqué mi voto de la red podrida y lo utilizo para apoyar a esos partidos que se ningunean por parte de los grandes partidos pero que, por lo menos, defienden mis mismos valores.
Lo de estos días -en ambos bandos- está siendo grotesco. ¿Qué hacer? ¿Quejarse? La verdad es que tenemos una clase política lamentable -salvo honrosas excepciones- y te dan ganas de...
¡¡Vaya notición que me acaban de dar!! Según escribía este post, me ha llegado el mail de una amiga que, desde hace un tiempo, trataba -y no lograba- quedarse embarazada. Como en su día pedí alguna oración por ella en este blog, comparto lo que me escribe -con su permiso, por supuesto-:
"Seguí tu consejo, y nada más volver de las vacaciones de Navidad me acerqué por primera vez a ver a la Virgen de la Milagrosa. Borja, esa misma semana me quedé embarazada, según los cálculos posteriores, jajaja. Desde entonces no he dejado de ir cada vez que tengo un ratito, para agradecerle que todo va bien (me dieron un sustillo al principio del embarazo) y para agradecerle que unas pruebas que le han hecho a mi mamá han salido aceptablemente bien.
Gracias por acercarme de nuevo a esa paz. Claro que lo puedes contar. Cuenta el consuelo que me ha dado esa imagen tan hermosa de la Virgen. Yo ya sabes que creo a mi manera, pero esos brazos me acogen cada vez que bajo a esa iglesia tan discreta y escondida en esa esquina".
¡Qué alegrón!
Si quieres, querido lector, márcate en este punto un Avemaría para que ese embarazo vaya 'pa'lante'. Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a vos.
PD: Me han alegrado el día. Ya me he olvidado de la basura política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario