martes, 24 de marzo de 2009

La batalla ha empezado

Me involucré en la lucha provida hace algo más de 20 años. Era una época en la que todavía había cierto activismo y salían planes entretanidos alrededor de una cosa vital que era salvar vidas de niños.
Desde entonces, puse a la lucha por la vida la etiqueta de 'Prioridad 1' -como dice un amigo-. Un día, no recuerdo muy bien por qué, empecé a plantearme qué suponía el aborto, qué pasaba allí. Me estremecí. Cualquier argumento a favor del aborto que yo mismo me planteaba se quedaba aplastado por la verdad final: moría un niño.
Pasados los años, fui uno de los millones de españoles que sucumbieron al encantamiento de Aznar y sus muchachos pensandos que, cuando llegasen al poder, lo primero que harían sería tirar abajo esa ley espantosa que permitía matar niños.
Llegaron al poder y las cosas empeoraron. Curioso.
Después de años de adocenamiento en cientos de aspectos, una metamorfosis producida por una avalancha de evidencias arrancaron del corazón las costras de la comodidad. La experiencia en la redacción de la Vida puso bajo los pies el camino correcto -a veces abandonado, pero correcto-.
No hay nada más importante en la vida de la política que la defensa de la vida. Así pienso yo.
La batalla se está librando y no nos estamos dando ni cuenta. La batalla es profunda, silenciosa -aunque ahora tenga altavoces-, terrible, estremecedora...
¿Tienes armas? Si... la oración.
Mañana, miércoles, para quien quiera, hay velada delante de la Dátor. Es de 22.00 a 23.00...y el domingo manifestación.






No hay comentarios:

Publicar un comentario