viernes, 24 de abril de 2009

La gran olvidada

Es increible que éste sea un blog llamado 'micovadonga' y la gran olvidada del mismo sea la que tendría que aparecer como protagonista principal.
Pero mi pereza, vagancia, desidia y distintos avatares me han llevado a descuidar un blog que, para que voy a engañarme, me gusta mantener actualizado.
Pues ahí está Covadonga. El domingo cumple 17 meses -¡17 meses!-. Me voy a dejar llevar hasta el País de las Frases Hechas y voy a comprar el lote completo: "¡Cómo ha crecido!, ¡Me parece ayer cuando volvimos del hospital!, ¡Está hecha una señorita!". Pues todo eso es verdad. Lo que pasa es que no me quejo de nada. He disfrutado 17 meses increibles en los que dos 'princesas' me han ido enseñando, poquito a poco, cómo querer un poco más y coser con hilo grueso los tejidos de una familia.
Covadonga es el regalo. Es un tesoro. Como ése que sale en el Evangelio. Es alegre, dicharachera, bailona, generosa, descarada, espabilada y un poco sinvergüenza. Regala besos por doquier y no rechaza unos brazos tendidos. En las últimas semanas se ha vuelto un pelín más vergonzosa pero espero que sea sólo algo pasajero.
Reconoce ya a sus hermanas y le gusta darle besos a la tripa de María donde descansan -y juegan al tenis- Lucía y Macarena.
En el libro que me estoy leyendo -Medjugorje- se cuenta cómo la Virgen insiste por activa y por pasiva la necesidad de rezar en familia y la necesidad de mantener unidas la familias. Me gusta el mensaje de mi Madre y Covadonga empieza a cumplirlo. Le encanta llenar de besos una imagen de la Virgen que tiene en su cuarto e identifica a primera vista -y le tira toda clase de besos- los cuadros de la Virgen o en los que se ve a Jesús.
No sé cómo reaccionará ante sus hermanas pero os aseguro que es una maravillosa experiencia cada minuto con ella.
La foto del post la ha hecho María. Se llevó un día al estudio de fotografía a Covadonga y han quedado fotos espectaculares. El oso con el que posa fue un regalo de Meja y Fra a nuestro primer bebé al que no llegamos a conocer. Ahora acompaña a sus otros peluches. Es el más veterano del cuarto.
PD: el 8, 9 y 10 de mayo hay un retiro con las hermanas Guadalupanas en Madrid. Estoy invitando a mucha gente pero no está siendo muy fructífero. Dios sabe más. La verdad es que vale la pena. está dirigido especialmente a matrimonios. Yo estuve con María en uno y, aunque iba con muchos prejuicios, fue espectacular. Es de esas veces que piensas: "Dios ha pasado por mi vida". Si a alguien le interesa venirse que me escriba a borjamec@gmail.com y le doy más información.

1 comentario:

  1. por Dios, está monísima!. Felicitaciones!.
    Cecilia I.

    ResponderEliminar