miércoles, 27 de mayo de 2009

Gracias, Nick

Hace unas semanas, un lector habitual de este blog tuvo un momento de estrés de los que no le deseo a nadie. Supongo que fue el típico momento en el que sólo deseas que se acabe el mundo o que te trague la tierra. Un asunto de trabajo le colapsó la voluntad.
Me cuentan que, al borde del paroxismo, decidió echar un vistazo al blog para 'desengrasar' un minuto. Allí se encontró un vídeo que colgué hace unas semanas sobre Carlota, una madre que vale mucho y que ha ido superando complicaciones a cada cual más grande. El vídeo vale la pena.
El caso es que vio el video y se le pasó el agobio. "¿De qué me voy a quejar?", vino a preguntarse el lector -y amigo-.
Cuento esto -sin vanidad ni soberbia porque ni soy Carlota, ni he hecho el vídeo, ni le dije a mi amigo que entrase a verlo...así que no tengo ningún mérito- porque muchas veces me he planteado la conveniencia o no de dedicarle tiempo a esta 'aventura' que es micovadonga. Y son 'frutos' como éste los que dan sentido a buscar historias, a darlas a conocer. Nunca sabes cómo, cuándo ni a quien...pero las cosas sirven a otras personas. Dios se ayuda de instrumentos inútiles para hacer sus 'planes'.
Por eso pongo una foto de Nick -ya os puse su vídeo-. Me he comprado un vídeo suyo que me acaba de llegar de EEUU. ¡Qué 'lógico' hubiese sido que lo abortasen! Pero ahí está el tío...levantando el ánimo a la gente.
PD: Mi amigo Suso me ha incluído en los 'Agradecimientos' de su libro. A tí sí que tengo que darte gracias...
PD2: Maru, Duffri y sus enanos ya deben estar en Medjugorje. ¡Qué suerte! Que sepáis que Duffri fue uno de los artífices de que Medjugorje se conozca en España.
PD2: Gracias a todos por vuestras felicitaciones por el piso. Está siendo como el parto de los montes pero esperamos estar en la casa nueva la semana que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario