viernes, 3 de julio de 2009

Dos bendiciones

Y no me refiero a Macarena y Lucía -que también- sino a las dos horas seguidas que hemos conseguido dormir en la primera noche de las niñas en casa. Ayer las trajimos del hospital. Han engordado lo suficiente para que el cazurro de su padre y la maravilla de su madre se hagan cargo de ellas durante los próximos 25 años.
Han llegado guerreras, especialmente Macarena, quien estuvo en brazos desde las seis de la tarde hasta las tres de la madrugada. Ya nos lo habían avisado en el hospital.
Es curioso, tantos pensamientos y avisos de lo 'mal' que lo íbamos a pasar hacen que, cuando tienes que enfrentarte a la realidad, todo sea más fácil.
Los problemas principales llegan con la intendencia. Comen cada tres horas lo que supone dar 16 biberones a lo largo del día y hacer 16 cambios de pañal. Tengo la sensación de ser un 'lavador' de chupetes. Lo peor fue cuando el miércoles por la tarde, apenas doce horas antes de traer a las enanas, la chica interna que había entrado en casa esa misma mañana nos dijo que se iba. Fue un palazo. Estamos buscando ayuda. De momento, las abuelas, tías, cuñadas, primas y mediopensionistas están haciéndonos las cosas mucho más sencillas.
De momento, esta es la única fotografía que he podido captar de ellas. Dicen que no quieren restarle protagonismo a Covadonga, la 'dueña' de este blog. Espero convencerlas para que se dejen hacer unas 'placas' mejores.
Covadonga, la Reina de la casa, se come a besos a sus hermanas. A veces es demasiado impulsiva y les pega unos meneos que casi las descuajaringa pero ha aceptado muy bien la llegada. Es la mejor. Se ríe con los llantos de Macarena y disfruta con el pelo 'disparao' de Lucía. Nos está ayudando mucho.
Dos bendiciones. Espero que esta noche sean por lo menos tres bendiciones.

7 comentarios:

  1. Animo Borja, es logico que estos momentos sean duros en todos los sentidos pero todo pasará. Un beso enorme a Maria y me acordaré mucho sobretodo para que sean tres o cuatro, ya puestos a pedir. ... bs
    PD. COmo está el servicio, y luego dicen que hay mucho paro y necesidad. No me creo nada.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues pon una foto de Covadonga con las dos hermanas y así solucionas el dilema. ¡¡¡Pero enséñanos a esos dos angelitos!!! Un besazo enorme y mucho ánimo, ya veréis como cogéis el ritmo en muy poco tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a los 5. Me gusta mucho lo que escribes y siempre el amor a tu mujer. Nos hablas de todos con tanta naturalidad que es como si os conociera. Si se va "la mucama" es porque no es la adecuada para darles el amor que necesitan. Vendrá la mejor.
    Un abrazo muy fuerte.
    Viva la vida ¡¡

    ResponderEliminar
  4. Qué alegría!. Ojalá hoy tengan triple bendición!
    Cecilia I.

    ResponderEliminar
  5. Borja... esto es la leche!

    ResponderEliminar
  6. FELICIDADES A TODOS.

    Sobre el complejo de lava-chupetes, te cuento mi experiencia cuando se te cae al suelo...

    - PRIMER HIJO: Lo esterilizas con el super-esterilizador que te han colocado en la farmacia como padre novato.

    - SEGUNDO HIJO: Pasas del esterilizador, que es un auténtico coñazo. Hierves el chupete.

    - TERCER HIJO: Pasas de hervir agua; abres el grifo, lo lavas y punto.

    - CUARTO HIJO: Pasas de ir a la cocina. Le das tú mismo un chupetón para quitar la suciedad, mirando a los lados para comprobar que nadie te ve.

    - QUINTO HIJO: Bah, un poco de porquería en el chupete no lo va a matar... Se lo pones tal cual.

    - SEXTO HIJO: ¡Carlotaaa!(primera hija) ¡Ponle el chupete a tu hermanooo!!!

    CONCLUSIONES:

    1. Lo hijos cada vez vienen más sanos.

    2. Los padres cada vez somos más vagos.

    3. Una vez, un padre de 12 hijos me habló del "pañal vuelta y vuelta"... (yo no he llegado a eso)

    ResponderEliminar
  7. De verdad... como se nota la alegría de un padre al escribir sobre sus hijas! Es Bellísimo!

    Me alegro mucho...Feliz Verano

    ResponderEliminar