miércoles, 2 de septiembre de 2009

Fishers

Estaba el domingo pasado el B16 hablando durante el rezo del Ángelus y soltó alguna de las perlitas a las que nos tiene acostumbrados. Lo malo es que estos comentarios no se encuentran en ningún medio de comunicación...
El Papa dijo que cuando los esposos "se dedican generosamente a la educación de los hijos, guiándolos y orientándolos en el descubrimiento del plan de Amor de Dios, preparan el terreno fértil en donde florecen y maduran las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Se revela así cuán íntimamente ligados están y como se iluminan el matrimonio y la virginidad, a partir de su común raíz en el amor esponsal de Cristo".
El Papa pidió rezar para que, por intercesión del Santo Cura de Ars, las familias cristianas se conviertan en pequeñas iglesias, en las que todas las vocaciones y todos los carismas, dados por el Espíritu Santo, puedan ser acogidos y valorados.
Vamos, que nos metió una colleja a todos los matrimonios para que no perdamos de vista lo importante de la vida...
Recojo estas palabras porque dentro de unos días entra en el convento la sobrina de un amigo. Si Dios quiere espero poder asistir con mis cuatro niñas. Sería un planazo.
¡Qué generosidad la de esta niña y la de sus padres!

No hay comentarios:

Publicar un comentario