domingo, 18 de octubre de 2009

Gran entrevista

En la 'contra' de Alba de esta semana, Galto entrevista a Chus. A ella la conocí hace algo más de dos años durante un congreso de Católicos y vida pública. Con mucho empuje y entusiamo, la historia de Chus vale la pena. Ella ha sido una de las que ha trabajado para que la manifestación del pasado sábado fuese un éxito. Y lo logró. Os dejo la entrevista. ¡¡Enhorabuena, Chus!!

“Dios se vende solo”

En el Foro Español de la Familia entró de voluntaria, y tanta voluntad le echó ( “¿Sabes hacer un blog?”, “No, pero aprendo” )que antes de acabar la carrera la ficharon para llevar la imagen corporativa, lo que no significa que tenga un régimen especial (en el Foro nadie lo tiene):lo mismo rellena la ficha de un voluntario, que responde a un correo electrónico, que pone asas de cartón a una hucha. Para la sesión fotográfica se ha puesto la camiseta blanca de la marcha del 17-0 cuyo logo ha diseñado ella (sus amigos dirán que está irreconocible, pues Chus tira más al negro, sin llegar a los extremos góticos de las hijas de ZP).

-Lo del 17-O, ¿será un éxito?
-Creo que sí. Va a ir mucha gente, más incluso de la que esperamos.

-¿Y servirá de algo?
-Hay quien piensa que el aborto es solamente una ley. A lo mejor, si ven que la causa de la vida la defendemos gentes de todo tipo, se les activa algo y cambian de opinión.

-“Gentes de todo tipo”, incluido del suyo.
-¿Lo dice por mi forma de vestir? Es que es como voy cómoda.

-¿Llama la atención en -digamoslo así- círculos católicos?
-A veces me dicen que soy un poco chunga, un poco rara.

-Supongo que no se lo dirán en ambientes que son lo contrario.
-Ahí me llaman radical, sobre todo cuando hablo del aborto. Pero no me molesta. Los que me lo dicen no suelen tener demasiada autoridad.

-Perdone el prejuicio: no me la imagino en un grupo de oración.
-Pues tengo uno con unos amigos. Rezamos el rosario, leemos el Evangelio, compartimos vivencias...

-El Evangelio ¿tiene aplicación práctica?
-¡Por supuesto! Es palabra viva, lo que significa que puede aplicarse a cualquier época y situación.

-¿Desde cuándo tienen el grupo?
-Desde hace dos veranos. Fue a la vuelta de un viaje a Medjugorje. Pensamos que sería una buena forma de mantener una dinámica de oración.

-Hábleme de Medjugorje.
-Es un oasis en medio de un mundo loco como este. No es que todo sea bonito. Tiene incluso su parte dura. Pero hay mucha paz. Es como un chute. Te carga las pilas. Cuando vas, piensas: “¡Joé! Me quiero quedar aquí”.

-¿Por qué no lo hizo?
-Porque mi misión en la vida es otra.

-¿Cuál?
-¿Francamente? No lo sé. Por un lado me veo formando una familia. Y luego está el activismo social...

-¿Cómo se lo plantea?
-Como una forma de hacer rendir los talentos que Dios me ha dado; puedo aportar cosas. Si no, Él no me hubiera puesto en el activismo ni en la publicidad.

-Imagine que le encargan una campaña para ‘vender’ Dios.
-Dios no necesita campañas: ya se vende Él solo.

-Pero imagine que se la piden. ¿Cuál sería el logo?
-Un viejo con barba blanca, en plan Merlín el mago.

-Cuando habla con Él, ¿qué le pide?
-Llegar a ser santa. O, al menos, un buen puesto en el purgatorio. Por cierto, tengo la costumbre de rezar por las ánimas del purgatorio.

-¿Qué les pide?
-Rezo por ellas porque no pueden hacer nada por sí mismas. Pero sí, también les pido cosas, por ejemplo, que me despierten por las mañanas. ¡Ah! Y que no se me aparezcan. Imagínese qué susto.

-¿Qué otras cosas le dan miedo?
-El hecho de que todo pueda relativizarse de manera descarada, que de lo mismo una cosa que la otra. Es evidente: el mundo está hecho una porquería.

-Pero usted se ha propuesto cambiarlo. Imagine que no lo consigue. ¿Creerá que ha perdido el tiempo?
-¡Para nada! Pensaré que he hecho lo que he podido y tendré la conciencia tranquila. Con eso basta.

-Y en un mundo tan loco, ¿cómo sentirse seguro?
-Rezándole al ángel de la guarda.

-¿Usted lo hace?
-Claro. Lo que no sé es si se habrá cansado ya de mí.

-¿Tanto trabajo le ha dado?
-¿Yo? Muchísimo...

-Es usted una rebelde. ¿También en su relación con Dios?
-Por decirlo de alguna manera, siempre nos estamos reconciliando.

-Rebelde y, sin embargo, tímida. ¿Por qué le ha costado dar esta entrevista?
-Porque no me gusta que me hagan fotos, ni me que me graben, ni hablar de mí...

-Entonces ¿por qué la ha dado?
-Supongo que tenía que hacerlo. A veces las cosas no hay que hacerlas solo porque nos apetezcan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario