domingo, 15 de noviembre de 2009

La gran pregunta

Ha estado en los titulares de estos días el obispo Martínez Camino. Con gran claridad recordó que quien promueva una ley como la del aborto, está alejado de la Sagrada Comunión. Como no podía ser de otra manera, han saltado todos como hienas diciendo de todo al obispo.
La verdad es que no sé por qué la gente se pone así. Si a uno le da igual lo que diga la Iglesia, ¿por qué cabrearse con el obispo?
Algunas mañanas voy al programa Mucho que decir, en Intereconomía TV, a la tertulia política donde se repasan temas de actualidad. El otro día saltó éste como uno de los temas de debate. Y me hice la que creo que es la gran pregunta a la que también debería dar respuesta el obispo: ¿Y qué pasa con los políticos del PP que votarán en contra pero que han dicho que la legislación actual -que provoca 112.000 abortos al año- es válida? ¿Pueden comulgar? ¿Pueden comulgar los ministros de la etapa Aznar -y el propio Aznar- que no hicieron NADA por parar este genocidio? ¿Puede comulgar Alberto Ruiz-Gallardón que reparte la PDD a niñas de trece años?¿Puede comulgar Esperanza Aguirre que financia un gran número de los abortos que se practican en Madrid? Son preguntas que me gustaría que el obispo me contestase porque me gusta cuando mis pastores me aclaran las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario