miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cuenta atrás...

...¡qué ya no queda nada! ¡Qué ganas tengo! ¡Naaaaviiiidaaaad!
¡Qué maravilla! No sé muy bien por qué pero tengo una ilusión este año como nunca en mi vida he tenido por celebrar BIEN la Navidad. Quizá sea porque tanto Nochebuena como Nochevieja van a ser especiales. O porque ya somos una familia numerosa. O porque Covadonga está sorprendida de que el pesebre esté vacío y repita: "Todaía no nazío Zezús". O porque, cuando uno se replantea su vida, lo más normal es que se ilusione con lo que de verdad es importante. O porque la Virgen nos está bendiciendo cada día. O porque el Niño Jesús necesita, ahora más que nunca, arrullos, cariños, caricias, sonrisas, canciones, carantoñas y pedorretas. O porque las cosas importantes hay que vivirlas intensamente. O porque, de qué coño te vas a quejar en 2010 si no eres capaz de repartir un poco de amor a tu alrededor. O porque pienso que la mejor manera de que mis amigos conozcan y quieran al Niño Jesús es, antes que nada, conocerle y quererle bien yo. O porque me he mimetizado con el ambiente 'bebé' que se respira en casa y me apetece acunar al Niño Jesús.
¡¡Puff...!! Puede ser por tantas cosas.
Pero lo que es seguro es que me muero de ganas de que llegue Nochebuena.
Este año, como será en mi casa, pienso 'obligar' a todos los que vengan -estaremos unos 15 y todos muy 'mentalizados'- a involucrarse a machete en la tarea de que el Niño Jesús, cuando le hagan una entrevista allá por febrero, pueda decir: "¿La casa donde mejor me recibieron en Nochebuena? En la de Covadonga..."
Os invito a 'competir' con nosotros.

1 comentario: