viernes, 27 de febrero de 2009

Basura política...¡y alegrón!

La verdad es que ya andaba yo desencantado con la política y los políticos españoles. Pero el toque a rebato que estamos viendo en las últimas semanas con basura aflorando por todos sitios está siendo la puntilla. Algunos casos son de corrupción flagrante y, en otras ocasiones, se trata de eso que se dice que la mujer del César no sólo debe ser decente sino también parecerlo (o como se diga).
Ya hace tiempo que saqué mi voto de la red podrida y lo utilizo para apoyar a esos partidos que se ningunean por parte de los grandes partidos pero que, por lo menos, defienden mis mismos valores.
Lo de estos días -en ambos bandos- está siendo grotesco. ¿Qué hacer? ¿Quejarse? La verdad es que tenemos una clase política lamentable -salvo honrosas excepciones- y te dan ganas de...
¡¡Vaya notición que me acaban de dar!! Según escribía este post, me ha llegado el mail de una amiga que, desde hace un tiempo, trataba -y no lograba- quedarse embarazada. Como en su día pedí alguna oración por ella en este blog, comparto lo que me escribe -con su permiso, por supuesto-:
"Seguí tu consejo, y nada más volver de las vacaciones de Navidad me acerqué por primera vez a ver a la Virgen de la Milagrosa. Borja, esa misma semana me quedé embarazada, según los cálculos posteriores, jajaja. Desde entonces no he dejado de ir cada vez que tengo un ratito, para agradecerle que todo va bien (me dieron un sustillo al principio del embarazo) y para agradecerle que unas pruebas que le han hecho a mi mamá han salido aceptablemente bien.
Gracias por acercarme de nuevo a esa paz. Claro que lo puedes contar. Cuenta el consuelo que me ha dado esa imagen tan hermosa de la Virgen. Yo ya sabes que creo a mi manera, pero esos brazos me acogen cada vez que bajo a esa iglesia tan discreta y escondida en esa esquina".
¡Qué alegrón!
Si quieres, querido lector, márcate en este punto un Avemaría para que ese embarazo vaya 'pa'lante'. Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a vos.
PD: Me han alegrado el día. Ya me he olvidado de la basura política.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Los nombres, el Liverpool y el Miércoles de Ceniza

Bueno, he quitado la encuesta de los nombres para las mellizas. Voy a tener que actualizarla. Como al final son niñas, recuerdo que el nombre de Valvanera ganaba con 48 votos frente a los 47 de Sol. Algo más atrás estaban Lucía (38 sufragios), Alejandra (35), Macarena (26) y Katerina (12 votos).
Lo tendremos en cuenta a la hora de poner nombres aunque se han unido a la lista nuevas incorporaciones que ya comentaré.
Hoy voy al fútbol. A la Copa de Europa. Hoy es un gran partido y estoy mentalizado. Recuerdo los partidos de grandes remontadas del Madrid. Llegábamos a las 17.30 a casa. Mi madre nos tenía preparados los bocadillos y las pipas y nos bajábamos los tres hermanos mayores (entre 12 y 9 años) en autobús hasta el Bernabéu. Allí entrábamos los primeros, a las 19.15 cuando abrían las puertas. Nos poníamos justo en la verja detrá de la portería del Fondo Norte y allí esperábamos hasta las 21.00 que empezaba el partido. Luego nos volvíamos en coche con mi padre y solíamos ver el partido al llegar a casa que lo ponía TVE en diferido.
Hoy quiero vivir esos momentos. Mi padre nos ha invitado a los cinco hermanos varones que estamos en Madrid a ver el partido. Soñaba con haber ido a comer a la Plaza Mayor y saborear unas pintas de cerveza con los del Liverpool. Y hablar con ellos de fútbol. Y cantar el 'You'll never walk alone'. El plan era quedar antes de entrar en el campo los seis para picotear algo y saborear otras birras. Y, después del partido, dar buena cuenta de una opípara cena y disfrutar de una buena sobremesa.
Todo bien hasta que...¡nos dimos cuenta de que hoy es Miércoles de Ceniza! ¡¡Ja, ja, ja!! ¡Vaya chasco! Hoy la Iglesia me pide que haga ayuno y me abstenga de comer carne (no vale tampoco ponerme ciego de marisco). Para un día en el que la Iglesia me pide que me centre un poquito, renuncie a esas cosas superfluas y mire un poco hacia dentro, tampoco me voy a quejar. Y me pide que me convierta. 'Porque soy ceniza y a las cenizas volveré'. Me voy a morir y eso es impepinable. Y sólo en Dios y con Dios tiene sentido la vida. Bueno, que me toca ofrecerle este pequeño -bueno, un poco más grande- sacrificio al Señor. Y darle gracias por conocerle y por tantas cosas, tantas cosas, tantas cosas...
PD: Maru, sabía que te enterarías por el blog. Colombo, gracias. Espero que estas niñas te ayuden a cambiar tu concepción sobre las mujeres (ja, ja, ja). Carmen, muchas gracias.

martes, 24 de febrero de 2009

¡¡Son dos niñas!!

Bueno, acabamos de llegar del médico. Son mellizas y están muy bien. Estamos muy contentos.
Todavía me estoy recuperando de alguna sorpresa. Hemos entrado en la consulta. El médico ha se ha sobresaltado cuando ha empezado la ecografía. "¡Ah, que son varios!". El momento en el que lo ha dicho, había un batiburrillo de cabezas, brazos y piernas y, ante el comentario del médico, por un momento hemos pensado que se refería a más de dos. ¡Eso sí que hubiese sido una sorpresa!
Después de examinar a uno de los bebés, ha dicho, "bueno, la primera está bien". Me he quedado algo shockeado. Era el bebé que más se mueve y, no sé muy bien el motivo, me había hecho a la idea de que sería un niño inquieto. "Perdone, ¿ha dicho 'la primera'?". "Sí, sí. Es una niña. Ahora os digo el otro" (...segundos de tensión...) "Pues es otra niña". Y otra vez, sin saber muy bien por qué se me han empezado a saltar las lágrimas. He dado gracias a Dios, y otra vez, y otra vez. Y me he imaginado a Rulos con un 'ataque lepórico' viéndonos desde el Cielo.
Las niñas están bien. Gracias a todos por vuestro interés.
PD: He echado de menos a Covadonga.
PD2: Joder, esto me va a salir carísimo.

viernes, 20 de febrero de 2009

Aquellos maravillosos años

Suso ha hecho limpieza en su ordeñador y ha encontrado estas dos fotos que me parecen la traca. Se me ha puesto la piel de gallina al verlas. Corresponden al acto culminante de la Misión Joven, una aventura emprendida por el Cardenal Rouco y que echó a la calle a miles de jóvenes dispuestos a dar la cara por el Señor.
El acto cumbre fue un fin de semana con eventos en el Telefónica Arena de la Casa de Campo. El viernes por la tarde hubo un concierto de grupos jóvenes, testimonios de vocaciones, Liturgia de la Palabra y una pequeña catequésis. Al día siguiente, ordenaciones sacerdotales.
Aquella celebración me pilló durante los magníficos meses que pasé en el semanario ALBA.
Nos involucramos a machete en esa jornada. Hicimos un especial 'Misión Joven' en un número del que repartimos 4.000 ejemplares durante ese fin de semana. Recuerdo a Pablito, Sonsoles, Mónica y Belén -cuatro pilares fundamentales de ALBA- tirados por el suelo del Telefónica Arena encartando fichas de suscripción dentro de los ejemplares.
Para la ocasión, Suso y yo nos hicimos unos chalecos de reporteros en los que ponía ALBA en la espalda y que quedaban muy chulos. Queríamos hacer un buen trabajo. Sabíamos que el periódico no estaba para asumir nuevos gastos y optamos por sufragarlos nosotros.
Aprovechando que pertenecíamos al Grupo Intereconomía, fuimos a pedir una cámara de televisión a los de Intereconomía TV. Todavía guaradaba buenos amigos tras mi paso por la 'tele' varios años antes y fue fácil la gestión. Sólo había un problema. Teníamos que grabar nosotros.
Así que Suso con la cámara de fotos y yo con la de vídeo empezamos a grabar planos, sacar 'placas' y hacer entrevistas para realizar un programita que luego se pudiese emitir en Intereconomía TV.
Fue una jornada magnífica. Vimos amigos y conocimos a personas de las que valen mucho la pena. La premura, el estar al tanto de los acontecimientos en el escenario y de los detalles en las gradas, el escaso conocimiento de uso de una cámara semiprofesional, el 'yo me lo guiso yo me lo como'...volví a sentirme un reportero como en los primeros años de profesión. Y me gustaba. Podían llamarme 'meapilas' o lo que quisiesen pero sentí que mi corazón vibraba con el trabajo que estaba haciendo. Allí, cubriendo una jornada de oración entre monjas, curas, catequistas y diáconos, disfruté haciendo periodismo. Y lo que es más importante, noté que hacía algo útil. Bueno, esto son reflexiones que extenderé en otro post.
El caso es que apareció el Cardenal Rouco en las gradas. Me fui corriendo hacia él. No estaba con ganas de hacer declaraciones. La prensa llevaba un tiempo cebándose con él con el asunto de la parroquia de Entrevías. Incluso en los medios afines se repartía estopa contra el Cardenal. Me acerqué a él, le besé el anillo y le pedí un pequeña entrevista. Se hizo el remolón. Dudó. Dijo que mejor no. Yo le entendía a la perfección pero se lo pedí otra vez, con garra y con alguna broma. Creo que vió en mi mirada las ganas de ayudar, de hacer algo por él. Entonces accedió.
Ahora había un nuevo problema. Yo llevaba la cámara y el micrófono. Como no esperaba encontrármelo de sopetón, no tenía localizado a Suso para que filmase. Pero Suso es evidente que sí me tenía localizado. Había hecho un par de 'placas' de mi insistencia sobre el Cardenal. Levanté la cabeza, busqué a Suso y lo encontré subiendo las escaleras hacia nosotros. Estaba tapando el objetivo de la cámara de fotos y, por supuesto, ya sabía lo que le iba a pedir.
Hicimos la entrevista. Quedó muy bien.
El Cardenal siguió luego saludando a los asistentes y parándose con unos y con otros. Me sentí satisfecho.
Una media hora después, ya en la zona cercana al escenario, estaba grabando los entresijos del acto. Entre bambalinas, como se suele decir. Observé una sala donde había un cartel que decía 'CAPILLA'. Entré a visitar al Santísimo. La sala era muy pequeña con apenas 30 sillas. Estaba todo oscuro menos un pequeño foco que iluminaba el Sagrario. Hice la genuflexión y le pedí al Señor por los frutos de aquella Misión Joven. De repente, noté que había alguien más en la capilla. Miré de reojo a la izquierda. En una silla estaba sentado el Cardenal Rouco. Solo, rezando, concentrado. Me emocioné. Fue un segundo...pero me emocioné. Pensé en aquella persona, sucesor de los Apóstoles, bajo cuyo pastoreo me ha puesto el Señor. Y entendí a la perfección lo que es un obispo. Lo entendí desde mi lado de la barrera, porque me llenó de orgullo ver allí a mi 'líder' pidiendo humildemente al Jefe. Es mi pastor. Volví a mirar al Sagrario, dí gracias por aquel pastor bajo cuyo trabajo me había encomendado el Señor. Y volví a dar gracias porque me sentí seguro, protegido, liderado. Allí estaba el Cardenal. Era Antonio María pero podía ponerle la cara de Andrés, de Santiago, de Juan o de cualquiera de los primeros apóstoles porque seguro que ellos me hubiesen 'pastoreado' con el mismo cariño y delicadeza. Salí de la Capilla. Me pareció justo dejarles solos: al apóstol y al Señor, hablando de sus cosas y pidiendo valentía para aquellos jóvenes a los que iba a hablar. Ya fuera, noté que me quedé algo 'conmocionado' y un cubo de orgullo me cayó por la cabeza. Orgullo por tener ese Obispo y orgullo por haberle entrevistado. Quizá sea la entrevista que más me ha llenado.
El evento siguió y fue un éxito. Un éxito porque seguro que el Señor tocó el corazón de algún joven. Y seguro que alguno dijo: "Cuenta conmigo". Y eso es un éxito.
Allí vi luego a Pablo, un antiguo compañero del diario Expansión que un día sorprendió a toda la redacción con un mail que anunciaba su entrada en el seminario. Y encontré a muchos amigos. Y descubrí el tipo de periodista que quiero ser...aunque luego la vida me haya llevado por otro sitio.
A la semana siguiente, Marta y Carol -muchísimas gracias- removieron Roma con Santiago para editar, montar y emitir el vídeo.
Fue una experiencia INOLVIDABLE.
PD: en una de las fotos, podéis ver a don Pablo Maldonado dando su testimonio mientras yo trataba de convencer al Cardenal. Seguro que él ayudó a convencerlo.
PD2: Gracia, Suso.
PD3: Gracias, ALBA.
PD4: He buscado el vídeo en internet pero ya lo han quitado de YouTube.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Martina

Es una de mis tres ahijadas -sí, mis familiares y amigos sólo me hacen padrino de niñas-. Se llama Martina. Acaba de cumplir dos años y la pobre celebró su aniversario con un virus del que ahora disfruta Covadonga.
Es despierta y con la independencia propia de sus dos años. Al igual que a mis otras dos ahijadas, sus padres le han inculcado un cariño a su padrino que hace que necesite una fregona cada vez que la veo. Sabe decir mi nombre pero le gusta hacer referencia al 'paíno'.
Ya tiene un hermano pequeño y viene otro de camino. Es la mayor de las primas por parte de María...y jerce como tal. El otro día coincidimos María, Covadonga y yo con Paula, Jaime y Jaime jr. Estábamos en uno de los pasillos largos del Carreforu, cada familia en un lado. Martina y Covadonga se percataron de la cercanía de la prima y empezaron a gritarse de emoción. Podéis imaginaros las caras de los clientes del supermercado.
Pese a que don Jesús trató de bautizarla bajo el patrocinio de san Martín de Porres, tuve que sacar los argumentos que demostraban que estaba bajo el manto de santa Martina, patrona de Roma.
La veo menos de lo que me gustaría -igual que a mis otras ahijadas- pero todos los días rezo por ella. A eso me comprometí cuando me nombraron padrino y eso es lo que cumplo religiosamente -nunca mejor dicho-.
PD: nos hemos quedado sin ir a Galicia. Covadonga sigue con fiebre. Pobrecita.

martes, 17 de febrero de 2009

Cuando algo parece imposible

En el blog de Talita Kum rima con Plum, han puesto este maravilloso vídeo que apenas dura un par de minutos. Es un canto a la ilusión, al tesón, a la esperanza, a la confianza...cuando algo parece imposible sólo hace falta que alguien dé el primer paso. Y entre todos es posible. Incluso lo más difícil e imposible.

El viaje

Esta última semana está siendo un viaje constante. La multitud de gestiones y decisiones que estamos tomando ante la inminente llegada de los mellizos hace que todo parezca un no parar. Ya tenemos furgoneta nueva -muy chula- y nos planteamos matricular a Covadonga en el cole para el cursoq ue viene. En medio, un virus que me tuvo un fin de semana en cama, el cincuenta aniversario de Argüelles, las clases de María...y ahora la enana con 39.5 de fiebre. Todo mezclado con el trabajo y aliñado con el cansancio. Por eso me ha sido muy difícil sentarme a escribir.
Pero no quería dejar de señalar la magnífica comida en casa de Iñaki y LAura el pasado domingo. Nos juntamos unas quince personas más las niñas. Fue mágico. No hay nada como un buen rato con los amigos para que todo se diluya y lo importante vuelva a ocupar su lugar. Ahora estamos todos preocupados porque el padre de una amiga está muy grave en el hospital tras un accidente de moto (como siempre, te invito a rezar un momento por él).
Pero también hay buenas noticias porque, como ha contado Helena, el pequeño Héctor ha salido 'pa'lante' con seguridad y premura. HEmos rezado por él en este blog e invito a dar ahora gracias a Dios por su ayuda.
Los vídeos que han estado colgados estos días me han hecho reflexionar un montón. Y he sacado una conclusión clara: hay que esatr preparados siempre. No vale decir: "Bueno, cuando sea más mayor ya cambiaré". Es bueno estar en paz con Dios. Uno está siempre mejor y se ven las cosas de otra forma. Además, sirve para aprovechar el tiempo y hacer más felices a los de alrededor...que en definitiva es lo que importa.

miércoles, 11 de febrero de 2009

viernes, 6 de febrero de 2009

Un libro de quejas

No voy a suprimir el comentario que, por equivocación -según el autor-, decía que mi vida era un libro de quejas. Es cierto. Veo este vídeo y mi vida es un libro de quejas. Mejor dicho...¡una enciclopedia!
Dura diez minutos. ¡ES IMPRESIONANTE!

Ayuno voluntario

Hoy, viernes, es día de ayuno voluntario. Por si quieres ofrecer un sacrificio al Señor por los que no tienen nada que comer. Y el domingo es la Campaña contra el hambre de Manos Unidas. Hay que ir a Misa con billetes para echar en la cesta y ayudar a los más necesitados. Mejor billetes que monedillas -bueno, cada uno lo que quiera-. Muchas veces veo lo mal que lo pasa TANTÍSIMA gente y sigo quejándome de que no he podido ir al cine, la cerveza no estaba todo lo fría que me gusta, he dormido menos, no me gusta la verdura...

jueves, 5 de febrero de 2009

Diez años

Hoy es un día importante. María y yo hacemos diez años de novios. Me encanta celebrar esta fecha.
¡Diez años! Uf, peque, qué grande.
Bueno, no voy a describir a María. Muchos la conocéis. Diez años.
Nos conocimos jugando al mus -por eso las arras en nuestra boda fueron unos amarracos-. Pero fue dos años después cuando volvimos a encontrarnos.
Ahora ha pasado una década maravillosa. Un noviazgo intrépido, una boda para el recuerdo, un matrimonio de alegrías, Covadonga...y ahora los mellizos.
Gracias, princesa, por tu amor, por tu respaldo, por tu confianza, por tu reposo, por tu saber estar, por tu sonrisa, por tus canciones, por tus sonrisas, por tu aplomo...por tí. Gracias por haber nacido.
Y gracias todos los que nos han ayudado a llegar hasta aquí: familia, AMIGOS, conocidos...Gracias a Dios.
Diez años.
PD: L@s melliz@s siguen perfectamente. Hay un@ de ell@s que se mueve muchísimo. Ayer se le notaba moverse como una bestia. El otro parece más calmadit@. El 24 de febrero sabremos si son niños, niñas o mixto. Tenemos unas ganas...

miércoles, 4 de febrero de 2009

Uruguay: el paraiso en la Tierra

Hace unos pocos años realicé uno de los viajes más maravillosos de mi vida. Durante tres semanas visitamos a la familia de María en Argentina y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, dimos el salto a Uruguay. Y nunca estaré suficientemente agradecido a mi cuñado Jaime por dar la matraca para que hiciésemos esa etapa en lugar de quedarnos en las playas de Pinamar.
Uruguay me cautivó. Montevideo es como una ciudad sacada de una película de James Bond. Vimos poco pero me quedé con el recuerdo de ciudad antigua pero coqueta, bien conservada y con indudable encanto.
Sin embargo, el campamento base lo instalamos en José Ignacio, un pueblo de pescadores 40 kilómetros al norte de Punta del Este reconvertido en coqueto refugio para los argentinos que pasan allí sus vacaciones de verano.
No me aventuraré a tratar de describir José Ignacio pero si diré que cuenta con extensas playas, un mar embravecido en su punto justo y unos restaurantes que me dejaron con la boca abierta y los sentidos disparados. Si bien es cierto que la carne argentina quizá cuente con la medalla de oro de reconocimiento a mí, siempre que me preguntan, contesto que la mejor carne que he desgustado ha sido en las parrillas uruguayas.
Estuvimos alojados en la Posada Paradiso (http://www.posadaparadiso.com/). Innenarrable. Un alojamiento al estilo ibicenco sin distracciones y las comodidades justas. Podéis ver una foto de María en el porche de la Posada. Como el verano tocaba a su fin nos fue fácil conseguir alojamiento y nos salió por un módico precio.
Pero lo que más me gustó de José Ignacio fue su iglesita. Fea por fuera. Una construcción de ladrillo con una pinta de provisionalidad que tiraba de espaldas. Se ve que era la capilla levantada por la generosidad de los fieles veraneantes y el esfuerzo de un cura con iniciativa. Misa de 8 de la tarde todos los días, circunstancia que agradeces cuando estás de vacaciones en una aldea perdida en sudamérica -bueno, al menos eso me parecía a mí-.
En aquel reducto de oración pudimos disfrutar del que, para mí, es el retablo más hermoso del mundo. Tres ventanas, con el océano Atlántico de fondo, guardaban las espaldas del Señor cuando el sacerdote lo elevaba en la Consagración. No me voy a poner en plan místico, porque no lo soy, pero tengo imaginación. Ver a Jesús con ese marco no distraía. Más bien al contrario. Te ayudaba a adorar al Rey de Reyes, al Creador. Bueno, que he prometido no ponerme místico. José Ignacio fue el paraiso en la Tierra. Después disfrutamos una noche en Punta del Este pero eso era pecata minuta comparado con la experiencia que habíamos vivido.
Después pasamos un fin de semana en Buenos Aires para asistir a la boda de mi 'primo' Santi -que era el motivo del viaje-. Lo de la boda fue una historia distinta. ¡Genial!
Y el colofón de tan magnífico viaje fue la visita a La Bombonera, el estadio de Boca Juniors, la comida en Carlitos, y el Boca-San Lorenzo. Pero eso es harina de otro costal.
Dejo alguna foto con mi familia política argentina. Tengo muchos amigos que me preguntan cuándo van a venir a España las primas de María.
PD: ¡Caray, creía que no cabía más gente en el 5ºB! Bienvenidos a los que habéis venido de allí. Esos sí que son unos cracks ¡Cuánto aprendo de ellos! Me abrumáis con vuestros comentarios. Cecilia, espero que te guste el post.
PD2: Maru, la fan número 1 de micovadonga. No sabes cómo te agradezco tu presencia y tus comentarios.
PD3: Como cuenta Helena en otro comentario, Héctor ha mejorado. Es un recién nacido que está en la UCI. Avanza poquito a poquito. ¡Fuerza, Héctor, fuerza! Helena, no tengo influencia en el Cielo. Lo que pasa es que la oración de los niños y de los tontos tiene más valor ante Dios. Así que cuando Covadonga y yo rezamos juntos...
PD4: Carlos....bueno, pues eso.



martes, 3 de febrero de 2009

20.000

Parece increible pero el blog ha superado las 20.000 páginas vistas. Supongo que es una nimiedad para lo que se maneja por Internet. Pero a uno le da cierta satisfacción haber sido constante -unas veces más que otras- para rellenar la historia de Covadonga salpicada con las locuras de su padre.
No sé si habrá salido algo bueno de todo esto. No sé si alguien se habrá llevado, por lo menos, la paz, la calma y la sonrisa que me arranca ver la cara de mi hija.
Ella es la protagonista -aunque empiece a olerse lo que se avecina-. Los demás somos actores secundarios. En ella se encuentra la inocencia, la alegría, la bondad, el consuelo, el descanso, la paz... 'Si no os hacéis como niños...'
Por eso ella es el ejemplo...aunque empieza a tener algo de carácter...
Gracias por vuestra compañía, aliento, oración y consejo.

Mi sobrino Nicolás

El de la foto es mi sobrino Nicolás en el día de su Bautizo en el momento de ser presentado a la Virgen María.
Tiene tres meses y es casi más grande que Covadonga.
Español por los cuatro costados, la vida le ha otorgado pasaporte estadounidense -podrá ser presidente de USA-.
Estos días está de visita por Madrid y he podido disfrutar de su compañía. El viernes pasó la noche en casa ya que su madre tenía examen al día siguiente. Sin duda ha sido una buena piedra de toque de lo que se nos avecina.
El pobre se portó como un bendito -pese a lo que dicen los rumores-. Es verdad que se hizo difícil volver a dar un biberón a las 3 de la mañana y levantarse varias veces a ponerle el chupete pero su comportamiento fue ejemplar.
Tiene unos ojos azules heredados del mar que su padre y abuelo han surcado al mando de los barcos de nuestra Armada. No es generoso en sonrisas pero cuando encuentras su punto débil -especialmente las pedorretas- contrae los mofletes hasta provocar unos hoyuelos que sólo había visto en Covadonga.
Es algo caprichoso. Su madre dice que tiene 'mamitis'. Me duele bajarla de la nube pero lo que Nicolás tiene es 'bracitis'. Le gusta ser observado y tuerce el gesto cuando llevas más de cinco minutos con él y no le has hecho una carantoña.
En su Bautizo se portó de maravilla. En la foto podéis ver su porte de obispo agarrándose las manos y con los ojos despiertos.
Por la forma de los pies creo que va a salir futbolero. Le gustó cuando le presenté la pelota. Apunta maneras de grandullón aunque su papá y su mamá sean más bien tirillas.
Le voy a echar de menos cuando se vaya. Pero cuando vuelva a verle estará preparado para venir con su tío al fútbol.
PD: Gracias a sus papás por dejarnos disfrutar del enano.
PD2: la foto es de María que va poniendo en práctica sus conocimientos fotográficos.
PD3: Ni sabes quien es Héctor ni falta que hace. Sólo te pido que reces una Avemaría por él ahora mismo (...)
PD4: Dos vidas de apenas ocho semanas necesitan nuestra oración para quedarse bien 'agarraditas' a sus mamás. Otro Avemaría...¡sin rechistar!