jueves, 29 de octubre de 2009

Soy de Guti

Hace unos meses, escribí un post sobre la polémica entre Guti y Juande Ramos sobre la Primera Comunión del futbolista. Siempre me ha gustado Guti. Me parece un futbolista excelso. Algo tendrá para que ningún entrenador haya confiado al cien por cien en él. PEro le veo implicado, sabe lo que es el Madrid. Es verdad que, en demasiadas ocasiones, se le va la pinza y hace cosas como la de Alcorcón y eso le saca de los partidos.
No sé si es un ejemplo en muchas cosas pero tiene un carácter y una forma de ser que posee muchas virtudes.
Ya le había oído decir que, los domingos que no jugaba, le gustaba ir con sus hijos a Misa. Ahora leo estas declaraciones suyas en Marca sobre el tatuaje que lleva en el brazo.

"Soy un Guti más humano, cristiano y futbolero"
A sus 32 años, Guti no tiene en mente colgar las botas, pero vive cada entrenamiento y cada partido con una intensidad extrema. El '14' del Real Madrid, cuyo contrato con la entidad de Chamartín expira en junio de 2011, muestra su lado más humano en las páginas del diario MARCA y desvela el significado del espectacular tatuaje que cubre por completo su brazo izquierdo.
El de Torrejón de Ardoz se sincera a Ulises Sánchez-Flor y reconoce se siente en su plenitud. Reconoce que la 'obra de arte' que luce en su brazo, inspirada en la Capilla Sixtina, le sirve de motivación espiritual: "Este gran tatuaje representa mis creencias religiosas y me da fuerza cada día". El jugador rehuye de la imagen que a menudo ciertos medios intentan dar de él. "Soy un Guti más humano, cristiano y futbolero", asegura un Guti que se muestra orgulloso de sus creencias: "Soy creyente y admiro la figura de Jesucristo".

miércoles, 28 de octubre de 2009

El libro de Suso

Le han hecho una entrevista muy buena a Jesús García en Alba. Jesús es el autor -a él le gusta más decir 'el instrumento'- del libro Medjugorje. Aquí la dejo colgada, con la recomendación de que leáis esta "peregrinación de papel".
(La foto es de Carmen Benavides)

“Es una locura escribir un libro sobre apariciones”

Jesús García es periodista y, ahora, escritor. Autor de un libro que se llama Medjugorje y que ha entrado en el Top Ten de la literatura religiosa. Ahí es nada. En cuatro meses ha vendido 4.000 ejemplares y ya se ha preparado una segunda edición. García, todo un autor desconocido que es capaz de competir con Ratzinger, Santa Teresa de Lisieux, el Cura de Ars y el Catecismo. ¿Cómo es posible en un mercado tan competitivo sin apenas publicidad o promoción? Un hito que se ha conseguido gracias al boca a boca y lo que se desprende de la lectura del libro de Medjugorje, una pequeña aldea de Bosnia Herzegovina, en la antigua Yugoslavia.
-¿Qué es Medjugorje?
-Una aldea perdida entre las montañas de Bosnia y Herzgovina, una pequeña comunidad católica que sobrevivía como podía rodeada de musulmanes en un país comunista, en la que la Iglesia Católica estudia un posible caso de apariciones marianas, que vendrían sucediéndose desde 1981.
-En su libro, habla de mensajes de la Gospa, de la Virgen ¿Qué tipo de mensajes son?
-El primer mensaje de Medjugorje es la conversión, la vuelta al Amor, con mayúscula. A ese Amor-Dios del que todos venimos, al que todos estamos llamados y del que todos, en algún recóndito lugar de nuestro interior, sabemos. Ese es el primero y más importante. Lo que ocurre que no es que no parezca fácil. Es que no lo es. Entonces, todos los demás mensajes nos llevan de la mano a ese encuentro con el Amor al que estamos llamados. Ese Amor no es un sentimiento, ni una emoción. Ese Amor tiene nombre y apellidos, identidad y personalidad concreta: Jesucristo.
-Háblenos de los videntes.
-Los videntes de Medjugorje son cuatro mujeres y dos hombres. Cuando comenzaron las apariciones tenían entre 10 y 17 años. Hoy son personas adultas, con sus familias, con sus vidas, que han respondido a una experiencia muy difícil como si se tratase de una vocación, incrustando lo extraordinario de su vivencia en lo ordinario de su vida. Son gente sencilla que han madurado la inteligencia y la voluntad a base de persecuciones, obediencia, silencio y oración. La mayoría de ellos tienen mucho sentido del humor, y ninguno busca el protagonismo, sino el de la Virgen María y su mensaje.
-¿Qué ha significado Medjugorje en tu vida personal?
-Aún no lo sé del todo bien, porque cuando le das cancha a Dios, su presencia en ti no para de crecer. A veces es tal que parece que te vas a romper, que tu cuerpo no va a aguantar… En principio fue eso. Yo en Medjugorje tuve conciencia por primera vez en mi vida de que Dios actuaba en la vida de las personas y en la mía propia con un amor descomunal, no sólo humano pero muy humano también, difícil de entender pero auténtico. Tanto, que te cambia la vida absolutamente. Lo que era importante antes, ya no lo es, y al revés. Y ese cambio es para bien, para el mío propio y el de los míos. Los problemas siguen ahí, no es una varita mágica, pero el dolor cobró sentido y la alegría surgió incluso en medio del dolor.
-¿Qué cree que le ocurre a la gente que viaja de peregrino cuando se encuentra con esa realidad?
-Lo primero es conocer algo desconocido, actual, un fenómeno importante que probablemente haya sucedido así, de esta manera, en muy pocas ocasiones en la Historia. Puede que la experiencia se quede en eso nada más, pero si el peregrino viene con el corazón abierto, Dios responde a la presencia del peregrino en ese lugar escogido por Él. Si se da ese intercambio entre el peregrino y Dios, el peregrino conoce entonces un nuevo significado del Amor, su auténtico significado, y el Amor es el motor que mueve el corazón del hombre. ¿Por qué si no la gente, después de vivir un encuentro con Dios, decide cambiar de vida, dejar la droga, reconciliarse con sus hijos y padres, abandonar a la pareja que no le hace bien, cambiar de trabajo, de amigos y hobys, iniciar una nueva vida más libre, más plena y auténtica, entrar en la Iglesia, dedicarse a los demás…? Si alguien tiene una explicación mejor, por favor, estoy deseando oírla. Por ahora, yo siempre digo que peregrinar es darle la oportunidad a Dios de demostrarte en pocos días lo que puede hacer en toda tu vida, y no hay en el mundo ahora mismo un centro de peregrinación en el que la oración, el canal de comunicación con Dios, se viva con tanta intensidad. Se lo aseguro.
-¿Qué diferencias hay con otros fenómenos parecidos como Fátima o Lourdes?
-Cada fenómeno y lugar es diferente, porque solo Dios sabe cuanta gracia derramó en cada sitio, cuantos corazones y de qué manera fueron tocados. Lo que hace diferente a Medjugorje, es que estaría sucediendo ahora. Viajar a Medjugorje ahora sería como viajar a Lourdes cuando estaba allí Bernadette. Está sucediendo en nuestro tiempo y eso le hace al peregrino protagonista del evento.
-El sacramento de la confesión es, quizás, el más infrecuente ¿Por qué Medjugorje se conoce como el Confesionario del Mundo?
-En Medjugorje existe una gracia especial, según el testimonio de muchos sacerdotes y peregrinos, que les hace acudir al abrazo del hijo con su Padre. El Padre no es el sacerdote, pero en el ámbito del sacramento de la confesión, es el Padre el que abraza al hijo herido y necesitado en la persona de ese sacerdote. Es impresionante ver en verano la explanada de los confesionarios en Medjugorje, con más de doscientos sacerdotes confesando durante todo el día. Ver cómo los peregrinos les abrazan al acabar, envueltos en lágrimas de alegría, y ver a los mismos sacerdotes llorar también con ellos. Es la ilustración viva y auténtica de la parábola del hijo pródigo. Me encanta esa parte en la que dice que el padre, cuando vio a su hijo todavía lejos, que llegaba echo unos zorros, se conmovió y echó a correr, se le echó al cuello y se lo comió a besos. Eso ocurre en Medjugorje. La gente se ubica.
-¿Qué son las “Cinco Piedras”?
-Cinco elementos básicos que la Virgen María ha depositado en los videntes de Medjugorje, a través de miles de mensajes, para que el cristiano del mundo de hoy viva en cristiano. No hay nada nuevo, no es nada inventado, pero sí un recordatorio. Es un manual para llegar a Dios, dictado por su Madre y dirigido al hombre de hoy, al cristiano bautizado. El premio es la paz interior, el sentido de la vida, la plenificación y la identificación con Cristo, el Amor total. Esas piedras son la oración del rosario con el corazón, no como si de una tabla de multiplicar se tratara; la lectura de la Biblia; la Eucaristía; la confesión y el ayuno.
-¿Hay hechos sorprendentes después de tantos años de apariciones que estén refrendados?
-Ya lo creo. Para empezar, las decenas de análisis médicos y científicos que han hecho a los videntes durante sus apariciones. Es la primera vez en la historia que se puede enchufar un electro, un escaner, y todo tipo de cacharros que se te puedan ocurrir a un tío que dice que ve a la Virgen María mientras la ve. Los resultados son sorprendentes.
-¿Por qué este libro?
-Porque me lo encargaron. Yo no pedí hacerlo. Es más, al principio me negué, pero es posible que ya estuviera decidido que, me pusiera como me pusiera, yo iba a escribirlo. Hoy le doy gracias a Dios por haberme dado esta oportunidad. Es una locura escribir un libro sobre apariciones, ni yo mismo lo entiendo, pero le aseguro que todo me ha sido dado. Ha sido una locura que repetiría un millón de veces. Al fin y al cabo, si a alguien le molesta que la Virgen se pueda aparecer, que lo discuta con ella, que es quien se aparece.
-¿Un consejo para el lector que no sabe qué hacer con este libro?
-Nada especial. Calma y disfruta. Que nadie se ponga nervioso si considera que un libro con contenido espiritual o religioso no le tiene nada que decir. Yo animo a todo el mundo a adentrarse en él con la mente abierta, con el simple y sencillo ánimo de leer por conocer. De lo que estoy convencido es de que le va a sorprender.

martes, 27 de octubre de 2009

En Garabandal

Hace unos días hemos podido repetir una escapada a ese lugar que califiqué una vez como el Cielo en la Tierra y que es la zona que comprende la frontera entre Asturias y Cantabria. Esta vez nos faltaba Rulos y Valvanera y por eso el viaje no fue completo. Han sido días de descanso. Golf, montaña, buena comida, descanso, paz, tranquilidad, amigos, hijas, paz, y más paz y más paz. Pablo y yo habíamos jugado el viernes al golf por lo que María y Alicia se dieron el gustazo de irse a un Spa el sábado. Como teníamos la mañana del sábado libre, nos fuimos Pablo y yo con Covadonga a San Sebastián de Garabandal. Se trata de una aldea cántabra donde se apareció la Virge María en los años 60. Las apariciones no están reconocidas. Por lo que he podido estudiar el asunto, y como el tema de las apariciones no son dogmas de fe, mi opinión es que la Virgen estuvo allí y no le hicimos ni caso.
El mensaje que transmitió Nuestra Madre a las niñas fue prácticamente igual al que nos transmite desde hace más de un cuarto de siglo desde Medjugorje. Sé que a algunos esto le sonará a 'frikada' total pero es lo que pienso.
A Garabandal fuimos haciendo una romería y disfrutamos mucho. Estuvimos en Los Pinos. Ahí donde se ve la imagen de la Virgen es donde los niños la veían. El lugar es un remanso de paz porque, aunque vienen muchos grupos de extranjeros más fervorosos que los españolitos, se puede rezar sin distracción, poniendo a los pies de Nuestra Madre ese saco de peticiones que llevo encima. Mis mujercitas, la familia, los amigos, más amigos, otros amigos, el Papa, los sacerdotes -especialmente en este año sacerdotal-, mis defectos, más defectos, los del blog, otros defectos, el presidente del Gobierno, Aído, mis monjas, otro grupo de amigos, los bebés que tienen que venir para muchos, la Iglesia, un poquito el Madrid,...
Vale la pena.
Y como no sólo hay que cultivar el espíritu sino que también hay que cultivar el cuerpo después nos fuimos hasta un restaurante en medio de la nada donde comimos como señores, ya acompañados por nuestras esposas. Las copas de después en la 'terraza' del mesón -más bien en mitad de la carretera- fueron una delicia. Allí estuvimos acompañados por Isidoro quien nos contó anécdotas y recuerdos de aquellos valles.
Cerramos la excursión en un espectacular mirador en el desfiladero de La Hermida donde uno se siente pequeñito, minúsculo, ante la magnificencia y Belleza de Dios y su obra (los Picos de Europa, María, las flores...)
PD: Hola, Verónica. ¡Qué alegría saber que estás bien! Un beso de mis niñas.
PD2: Al que van a operar...¡ánimo!

lunes, 26 de octubre de 2009

40.000 gracias

Han pasado casi dos años desde que papá se lanzase a esta aventura tan chuli de contar cosas en un 'blok'. Eso quiere decir que dentro de poco, yo también voy a cumplir dos años.
Papá me ha llevado hoy a la guardería y me ha contado que el 'blok' ha superado las 40.000 páginas vistas...uf...yo sólo sé contar hasta doce así que 40.000 me parecen muchísimas.
Papá dice que se lo ha pasado muy bien escribiendo -aunque muchas veces es perezoso y le cuesta escribir-. Él sueña que, entre los dos -bueno, los cinco, que mamá y las hermanas también son protagonistas del 'blok'-, hayamos hecho algo bueno. Esta mañana me invitaba a soñar: "¿Te imaginas, Covadonga, que alguien haya querido un poco más Jesús gracias a tu historia?". "Sí", le he contestado.
Son nuestras cosas, nuestras vivencias, nuestras historias...y seguro que a nadie le importan pero, si Internet está lleno de 'popó', ¿por qué no vamos a poner nosotros un granito algo bueno?
De parte de papá y mía, gracias a todos los que hacéis de este rinconcito un lugar entrañable.

viernes, 23 de octubre de 2009

La Virgen y los niños

Tengo un matrimonio amigo que tiene a su hijo de apenas unos meses ingresado en el hospital del Niño Jesús de Madrid. Parece que ya está mejor pero han sido días de angustia. Ayer fui a acompañarles un rato. Nunca había estado en ese hospital y me sobrecogió. Si la enfermedad y la muerte siempre llevan a hacerse muchas preguntas, cuando lo que ves son historias, a cada cual más impresionante, de chavales enfermos, las preguntas sobre el sentido del sufrimiento y la existencia de Dios se disparan.
¡Qué difícil es entender estas cosas!
El hospital cuenta con una preciosa capilla. En varios lugares del complejo hay imágenes de la Virgen. Y emociona ver el manto de la Virgen repleto de fotos de niños. Las madres, sin complejos, se aferran a su fe arraigada en el corazón hace muchos años y le piden a la Madre por la curación de sus chavales. Las fotos se encajan en cualquier recoveco de los pliegues de la imagen. Y, cuando parece que ya no hay sitio donde poner una foto más, incomprensiblemente un nuevo papel se adhiere, casi en equilibrio, demostrando que la Madre nos atiende a todos.
Gracias, Mamá, por mantener esos rescoldos de fe en el corazón de tantos hijos que, en los momentos de dificultad, tienen donde aferrarse y siempre encuentran tu caricia .

domingo, 18 de octubre de 2009

Gran entrevista

En la 'contra' de Alba de esta semana, Galto entrevista a Chus. A ella la conocí hace algo más de dos años durante un congreso de Católicos y vida pública. Con mucho empuje y entusiamo, la historia de Chus vale la pena. Ella ha sido una de las que ha trabajado para que la manifestación del pasado sábado fuese un éxito. Y lo logró. Os dejo la entrevista. ¡¡Enhorabuena, Chus!!

“Dios se vende solo”

En el Foro Español de la Familia entró de voluntaria, y tanta voluntad le echó ( “¿Sabes hacer un blog?”, “No, pero aprendo” )que antes de acabar la carrera la ficharon para llevar la imagen corporativa, lo que no significa que tenga un régimen especial (en el Foro nadie lo tiene):lo mismo rellena la ficha de un voluntario, que responde a un correo electrónico, que pone asas de cartón a una hucha. Para la sesión fotográfica se ha puesto la camiseta blanca de la marcha del 17-0 cuyo logo ha diseñado ella (sus amigos dirán que está irreconocible, pues Chus tira más al negro, sin llegar a los extremos góticos de las hijas de ZP).

-Lo del 17-O, ¿será un éxito?
-Creo que sí. Va a ir mucha gente, más incluso de la que esperamos.

-¿Y servirá de algo?
-Hay quien piensa que el aborto es solamente una ley. A lo mejor, si ven que la causa de la vida la defendemos gentes de todo tipo, se les activa algo y cambian de opinión.

-“Gentes de todo tipo”, incluido del suyo.
-¿Lo dice por mi forma de vestir? Es que es como voy cómoda.

-¿Llama la atención en -digamoslo así- círculos católicos?
-A veces me dicen que soy un poco chunga, un poco rara.

-Supongo que no se lo dirán en ambientes que son lo contrario.
-Ahí me llaman radical, sobre todo cuando hablo del aborto. Pero no me molesta. Los que me lo dicen no suelen tener demasiada autoridad.

-Perdone el prejuicio: no me la imagino en un grupo de oración.
-Pues tengo uno con unos amigos. Rezamos el rosario, leemos el Evangelio, compartimos vivencias...

-El Evangelio ¿tiene aplicación práctica?
-¡Por supuesto! Es palabra viva, lo que significa que puede aplicarse a cualquier época y situación.

-¿Desde cuándo tienen el grupo?
-Desde hace dos veranos. Fue a la vuelta de un viaje a Medjugorje. Pensamos que sería una buena forma de mantener una dinámica de oración.

-Hábleme de Medjugorje.
-Es un oasis en medio de un mundo loco como este. No es que todo sea bonito. Tiene incluso su parte dura. Pero hay mucha paz. Es como un chute. Te carga las pilas. Cuando vas, piensas: “¡Joé! Me quiero quedar aquí”.

-¿Por qué no lo hizo?
-Porque mi misión en la vida es otra.

-¿Cuál?
-¿Francamente? No lo sé. Por un lado me veo formando una familia. Y luego está el activismo social...

-¿Cómo se lo plantea?
-Como una forma de hacer rendir los talentos que Dios me ha dado; puedo aportar cosas. Si no, Él no me hubiera puesto en el activismo ni en la publicidad.

-Imagine que le encargan una campaña para ‘vender’ Dios.
-Dios no necesita campañas: ya se vende Él solo.

-Pero imagine que se la piden. ¿Cuál sería el logo?
-Un viejo con barba blanca, en plan Merlín el mago.

-Cuando habla con Él, ¿qué le pide?
-Llegar a ser santa. O, al menos, un buen puesto en el purgatorio. Por cierto, tengo la costumbre de rezar por las ánimas del purgatorio.

-¿Qué les pide?
-Rezo por ellas porque no pueden hacer nada por sí mismas. Pero sí, también les pido cosas, por ejemplo, que me despierten por las mañanas. ¡Ah! Y que no se me aparezcan. Imagínese qué susto.

-¿Qué otras cosas le dan miedo?
-El hecho de que todo pueda relativizarse de manera descarada, que de lo mismo una cosa que la otra. Es evidente: el mundo está hecho una porquería.

-Pero usted se ha propuesto cambiarlo. Imagine que no lo consigue. ¿Creerá que ha perdido el tiempo?
-¡Para nada! Pensaré que he hecho lo que he podido y tendré la conciencia tranquila. Con eso basta.

-Y en un mundo tan loco, ¿cómo sentirse seguro?
-Rezándole al ángel de la guarda.

-¿Usted lo hace?
-Claro. Lo que no sé es si se habrá cansado ya de mí.

-¿Tanto trabajo le ha dado?
-¿Yo? Muchísimo...

-Es usted una rebelde. ¿También en su relación con Dios?
-Por decirlo de alguna manera, siempre nos estamos reconciliando.

-Rebelde y, sin embargo, tímida. ¿Por qué le ha costado dar esta entrevista?
-Porque no me gusta que me hagan fotos, ni me que me graben, ni hablar de mí...

-Entonces ¿por qué la ha dado?
-Supongo que tenía que hacerlo. A veces las cosas no hay que hacerlas solo porque nos apetezcan.

Sublime

El viernes nos invitaron a asistir al ballet. La obra que representaban era El lago de los cisnes, de Tchaikovsky. El plan suponía todo un acontecimiento. En primer lugar porque era uno de los primeros días que íbamos a salir María y yo después de empezar a encauzar a Lucía y Macarena. Por otro lado, era la primera vez que iba a asistir a la danza y la curiosidad me reconcomía. Siempre había sido un 'machote' y nunca me había planteado asistir al ballet, la música clásica, la zarzuela o 'cosas' así.
Empecé a cambiar de idea cuando María me llevó a un par de zarzuelas cuando empezamos a salir. Y me destrozó los esquemas un concierto de música clásica en Chicago.
Al ballet llegaba cansado, con mucho sueño y poco confiado en que fuese a disfrutar del espectáculo. En un momento dado, llegué a planter la posibilidad de escaparnos a uno de los cines vecinos. Al final, me mantuve firme.
Lo primero fue una decepción. La música era grabada y no en directo. Puede que sea lo habitual -no soy un experto- pero pensaba que me iba a encontrar el clásico foso repleto de músicos de postín.
Después de leer el programa de arriba a abajo para entender la historia, fijé la vista en el escenario. Ahí me llevé otra decepción...cada vez veo peor de lejos. Se levantó el telón y se me olvidaron todas las decepciones, males, cansancios, problemas, agobios, dolores... La música te arropa desde la primera corchea y te sumerge en las estancias de palacio. La mente recibe un masaje. No hay que seguir una conversación sólo hay que permitir que cada movimiento penetre en el alma y te guíe por una maravillosa historia de amor.
Sigfrido, el protagonista, creo que estuvo por debajo de los demás papeles principales. Buen bailarín pero no me convenció como 'actor'. No así Odette. Cuando ella entró en el escenario el tiempo se detuvo. La respiración quedaba contenida cuando ella actuaba en solitario o cuando estaba acompañada por los otros 'cisnes'. Su movimiento de piernas, el aleteo de los brazos y la elasticidad de su cuello la transformaban en un cisne encerrado en un lago de tablas. Odette te acerca a una representación cercana a la belleza. La bailarina, Margarita Kamysh, parecía no necesitar esforzarse para atraer hacia sí el reflejop del sol. Junto a ella, Rothbart, el 'malo' -que en todos sitios hay 'buenos' y 'malos'-, es de lo mejor del espectáculo.
El ballet me sobrecogió. La explosión de plasticidad y belleza empapa de regocijo el alma. El frú-frú de los tutús resonaba como el roce de plumas en un baile sincronizado de cisnes. Impresionante.
El espectáculo duró dos horas y media con dos pausas de 15 minutos. Largo pero vibrante. El tiempo pasó como un suspiro y cada acorde ponía en bandeja el deseo por el siguiente. Disfruté, disfruté y disfruté. Me acercó a Dios, que es la BELLEZA.
A mi lado, María reposaba su cansancio en mi hombro desde el segundo acto. Sonreí. Su plan fue descansar...que buena falta le hacía.
PD: En el tercer acto me llegó un sms. Andrés Montes había fallecido. Me impactó. Me gustaba mucho su forma de narrar. Mejor en baloncesto que en fútbol. En la comida había estado hablando mucho de él con un amigo. Ya que estaba cerca de la BELLEZA me salió rezar por él.
PD2: Tchaikovsky hubiese flipado si llega a saber cómo me gustó.