sábado, 26 de diciembre de 2009

¡¡Feliz Navidad!!

Feliz y Santa Navidad a todos. Han sido días especiales. Ya contaré.
PD: Os pido oraciones especiales por una chica de 35 años que falleció ayer. Su marido, está muy grave...

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cuenta atrás...

...¡qué ya no queda nada! ¡Qué ganas tengo! ¡Naaaaviiiidaaaad!
¡Qué maravilla! No sé muy bien por qué pero tengo una ilusión este año como nunca en mi vida he tenido por celebrar BIEN la Navidad. Quizá sea porque tanto Nochebuena como Nochevieja van a ser especiales. O porque ya somos una familia numerosa. O porque Covadonga está sorprendida de que el pesebre esté vacío y repita: "Todaía no nazío Zezús". O porque, cuando uno se replantea su vida, lo más normal es que se ilusione con lo que de verdad es importante. O porque la Virgen nos está bendiciendo cada día. O porque el Niño Jesús necesita, ahora más que nunca, arrullos, cariños, caricias, sonrisas, canciones, carantoñas y pedorretas. O porque las cosas importantes hay que vivirlas intensamente. O porque, de qué coño te vas a quejar en 2010 si no eres capaz de repartir un poco de amor a tu alrededor. O porque pienso que la mejor manera de que mis amigos conozcan y quieran al Niño Jesús es, antes que nada, conocerle y quererle bien yo. O porque me he mimetizado con el ambiente 'bebé' que se respira en casa y me apetece acunar al Niño Jesús.
¡¡Puff...!! Puede ser por tantas cosas.
Pero lo que es seguro es que me muero de ganas de que llegue Nochebuena.
Este año, como será en mi casa, pienso 'obligar' a todos los que vengan -estaremos unos 15 y todos muy 'mentalizados'- a involucrarse a machete en la tarea de que el Niño Jesús, cuando le hagan una entrevista allá por febrero, pueda decir: "¿La casa donde mejor me recibieron en Nochebuena? En la de Covadonga..."
Os invito a 'competir' con nosotros.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Nieve y Belén

Soy un mal padre...y lo reconozco. Hoy, con la nevada que había cubierto Madrid con un impresionante manto blanco, he llevado a Covadonga al cole en lugar de dejarla en casa disfrutando del blanco elemento y yo jugando con ella. Al final ha sido casi suicida coger el coche...pero bueno.
La verdad es que esta nevada acrecienta, aun más, las ganas de que llegue Navidad. Este año es especial, sin duda. El otro día, don David, párroco de Santa Genoveva (Majadahonda), en una homilía sencilla y sin sensiblerías, nos recordó que todavía queda tiempo para prepararse para Navidad. Los preparativos, las cenas de amigos o de la empresa, los planes, las luces, los adornos...muchas veces nos distraen en lugar de ayudarnos a vivir mejor la Navidad. El caso es que don David recordaba que uno puede estar preparándose para recibir a Jesús hasta el último segundo...y en eso estoy.
Tengo mucha ilusión en que nazca el Niño. La verdad es que, si lo piensas un poco, es la bomba. Covadonga, con el cariño que demuestra al Niño, la Virgen, san José, el Ángel y hasta a un pastor decapitado, nos ayuda a centrarnos.
El sábado ganamos indulgencia plenaria. Rezamos el Rosario en familia. Calentitos junto al Belén. Más en familia que nunca. Fuera hacía frío. Debían ser la seis de la tarde. Lucía y Macarena -que han sido sus santos en diciembre- jugaban con los peluches y ensayaban su media vuelta que empiezan ya a poner en práctica. Covadonga nos preparaba un té y una tarta y nos miraba con sorpresa y atención cuando le lanzábamos a la Virgen los piropos encarnados en letanías.
Fue un momento genial.
Queda muy poco para Navidad. Ahora sólo espero que dé tiempo a adecentar la cuadra que es el corazón para que el Niño pueda tener el hueco central. Seguro que san José nos ayuda a conseguirlo. Me lo imagino limpiando las cagadas de la mula y el buey. Ése sí que adecentó la cuadra.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El regalo

Me gusta este vídeo. Aquí lo dejo como felicitación de Navidad para todos.

Estoy con Munilla

José Ignacio Munilla ha sido nombrado recientemente obispo de San Sebastián. Además de las descalificaciones recibidas por parte de muchos políticos -especialmente de ese partido que se dice 'católico' (PNV) y que va a apoyar la Ley del Aborto-, se ha encontrado con el rechazo de un grupo de párrocos de la diócesis. Se dicen 'católicos' (UNIVERSAL) y no son capaces de mirar más allá de la 'txapela'. Una pena.
El caso es que mucha gente está llamando al obispo para decirle que rezan por él. No quiero molestar así que, desde este blog, me sumo a las oraciones por el sucesor apostólico y las amplío a los sacerdotes y políticos que se han mostrado contrarios. Hay que rezar por ellos. Seguro que terminan dándose cuenta de que vale la pena estar con el obispo.

Dejo una entrevista corta y dinámica que Alfonso Basallo le ha hecho a Munilla en la contraportada de La Gaceta de hoy:

Llega a territorio comanche. Pero es prelado joven (48 años) y comanche (vasco). Recopila sus homilías en Las cartas sobre la mesa.
-¿Se han retratado los partidos ante la Ley del Aborto? -Obvio.
-¿Incluido el PNV? -La Iglesia recuerda la responsabilidad moral de quienes amparan por ley el sacrificio de los más inocentes.
-¿Tan grave es esa ley? -Quienes han votado en contra, llegado el momento, tienen el deber moral de derogar esa legislación.
-¿Y si lo dejan estar? -Serán cómplices.
-Crucifijos, ¿sólo asunto cultural? -Lo sustancial es la libertad religiosa.
-Algunos se sienten ofendidos... -Tenemos derecho y deber de expresar que Dios nos ama con locura.
-¿España ha dejado de ser católica? -No cabe vivir de las rentas.
-¿Qué hemos hecho mal? -El materialismo causa soberbia y ésta es lo más antagónico a la fe.
-La Iglesia ha perdido clientes por la píldora. -Los anticonceptivos han sido fruto y causa de la mentalidad antinatalista, que ha traído el invierno demográfico.
-¿A dónde quiere ir a parar? -El alejamiento o acercamiento a la Iglesia, corre paralelo a la cerrazón o apertura al don de la vida.
-¿Por qué no se ordenan las señoras? -No somos dueños de la doctrina ni de las tradiciones recibidas de Cristo.
-¿A qué le tiene vd. miedo? -Al poder del pecado.
-¿Vd. no se cansa ni se arruga? -Acudo a quien dijo: “Venid a mí los que estáis cansados y agobiados...” aunque.
-Diga. -Es más clara la teoría que la práctica.
-Aprende con... -San Ignacio, Chesterton.
-Admira a... -Induráin, U 2.
-Una película. -Un hombre para la eternidad. Tomás Moro tiene más actualidad que nunca.
-¿Es duro ser cura? -Es lo más bello que existe, si no se olvida a Mafalda.
-¿Mafalda? -Dice: “La vida es linda, sólo que algunos confunden lindo con fácil”.

martes, 15 de diciembre de 2009

Dormir como un bebé

Últimamente estoy durmiendo como un bebé. Es decir, me despierto cada dos horas. Entre pesadillas de una, fiebre de otra, toses de la de más allá y biberones a las horas más intempestivas no hay forma de dormir más de dos horas seguidas.
Voy cansado -bueno, todos en casa vamos cansados- aunque lo llevo mucho mejor que al principio.
Lo que más me gusta es cuando me levanto por vigesimocuarta vez , a las 4 de la mañana, a ponerle el chupete a Macarena -¿se le puede poner celo?- y oigo un susurro a mi lado: "Gracias". Me llena.
Ayer en Misa, el sacerdote recordaba lo importante que es decir las cosas. Dar las gracias, pedir perdón, sonreir, escuchar, decir 'te quiero', disculparse... auque sean cosas que se dan por supuestas. Así todo es más fácil.
PD: El domingo pasado estaba gente del PP vendiendo lotería en la puerta de una parroquia. Allí estaban otra vez. El buitre había vuelto -para Pinch, que no lo entendía-. Dinero y votos. Preferí comprar la lotería de la parroquia.

jueves, 10 de diciembre de 2009

La gaviota y el buitre

Había una vez una gaviota que surcaba los cielos de España al ritmo de una pegadiza melodía. Sus alas desplegadas eran un signo de acogimiento. La gaviota mostraba sus mejores pelajes cuando se trataba de dar la cara. Sus encantos de gaviota apenas se dejaban ver durante los cuatro años que duraba su vuelo. Los humanos buscaban con ahínco un salvador que les que les defendiese del dragón malvado que les quitaba sus cosechas y sus comodidades. Buscando a ese salvador, miraban a lo alto y descubrían su única esperanza reflejada en el contorno poético de la gaviota. Desde el suelo, la envergadura de sus alas insuflaban la confianza al pueblo desesperado.
Las maldades del malo malísimo malérrimo seguían desplegándose por todo el territorio donde el Rey prefería mirar para otro lado y sólo el párroco daba la cara por el pueblo. Los aldeanos se preguntaban por qué la gaviota no bajaba a ayudarles, por qué no defendía sus derechos, por qué tardaba tanto en visitarlos.
Pero cuando se acercaba el cuarto año, la gaviota iniciaba un lento descenso hacia la parroquia de la aldea. Los ciuadadanos se quedaban admirados con su vuelo y ansiaban su llegada como arma salvadora. Cuando la gaviota se posaba en la piedra delante de la parroquia, los ciudadanos miraban asombrados como el porte mejestuoso de su grácil gaviota era, realmente, la cochambrosa imagen de un buitre. El ave rapaz exigía a los ciudadanos que la alimentasen bajo la amenaza de que sólo ella podía salvarlos del maligno. Y los habitantes de la aldea, temerosos y desorientados, ofrecían sus mejores trozos de carne para alimentar al buitre.
Pasado el tiempo de la alimentación, el buitre se elevaba en el cielo y se olvidaba de las peticiones y las necesidades de los aldeanos. "Volveré dentro de cuatro años", era el pensamiento final del buitre.

La luz siempre pasa

La verdad es que cuando el otro día dije que echaba el cierre del blog no era por ningún motivo especial. El tiempo, las ganas, la motivación...muchas -muchísimas- cosas influyeron en la decisión. No buscaba ni cartas de apoyo, ni manifestaciones ante la puerta de mi casa pidiendo la vuelta de micovadonga, ni una huelga de hambre del Teniente Colombo exigiendo un post diario. Pero, francamente, con algunas llamadas, mensajes e insinuaciones que he recibido me he dado cuenta de que, aunque con cuenta gotas, siempre es mejor estar en la red que no estar.
Con algunos comentarios en el blog y en conversaciones con mucha gente, tengo el miedo de estar generando una vida de dos caras que puede parecer falsa. Hay quien dice que "se te conoce por aquí mejor que cara a cara" y eso me ha hecho replantearme si no será que no estoy haciendo las cosas como deben ser.
A veces es fácil escribir ciertas cosas y luego es muy difícil llevarlas a la práctica. Es la Belleza del cristianismo. Y no tiene que ser fariseismo, es la batalla diaria que todo ser humano plantea cada día por hacer las cosas bien...aunque luego salgan mal.
Me da vergüenza -y mucha- cuando alguien me dice que lee el blog. Salgo en la tele, disfruto con un micro en la mano, no tengo problemas para hablar en público y, sin embargo, se me encogen las entrañas, me entran sudores fríos y veo pasar mi vida ante mí como una película cuando un 'lector' se identifica como tal. Mentiría si dijese que es falsa humildad. No es humildad, es vergüenza de que te pongan un espejo delante y te dé la sensación de que estás siendo demasiado transparente. En El 5ºB -un blog que recomiendo entre los favoritos- María Jesús daba unas pinceladas sobre el pudor. Pues es algo así. ¿No debemos guardarnos ciertas cosas?
Bueno, que me voy del hilo. Que los motivos por los que pensé echar el cierre eran de...bueno...llamémosle 'tiempo' pero bueno, aquí sigo. Gracias.

jueves, 3 de diciembre de 2009

La Novena de la Inmaculada

Me encanta la Novena de la Inmaculada. Desde hace muchos muchos años me inculcaron el cariño a la Virgen y, especialmente, en estos nueve días. La verdad es que, incluso en los momentos más rebeldes, siempre he tenido un ojo puesto en Mi Madre y eso ayuda mucho a no perder de vista el camino aunque uno dé un rodeo.
En los últimos años, los días de la Novena han sido testigos de excepción de momentos importantes en nuestras vidas. El pasado 30 de noviembre, san Andrés, hizo cinco años que perdimos un bebé. Con apenas diez semanas de gestación sentía a ese cabroncete tan hijo mío como a las tres princesas que ahora ocupan mi corazón. Le llamo cabroncete porque el muy cabroncete se saltó todo el Valle de Lágrimas para llegar a la vida eterna bañado en el Bautismo de deseo que, desde el minuto 1, pedimos para él sus padres. A él le rezo y le pido muchas cosas y es una causa más para luchar por llegar al Cielo.
Hoy, san Francisco Javier, es el aniversario de un montón de cosas que pasaron en mi vida, todas envueltas en el manto maravilloso de la Novena. Hoy hace once años que le pedí a la Virgen...bueno, mejor no lo cuento. Sólo quiero recordar en éste día a Duffrein, Bala Plateada, mi muy querida María, Paloma y Victory.
3 de diciembre: el día que cambié una maratoniana por la felicidad.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Se me cae la cara de vergüenza

Muchas veces se me cae la cara de vergüenza. Por muchos motivos y circunstancias.
Por ejemplo, cuando pasan muchos días y sigo viendo la misma entrada en el blog. Los mismos ojos mirándome y pidiéndome, por favor, que actualice esta bitácora.
Se me cae la cara de vergüenza cuando viene un amigo de la infancia y una prima lejana en los kilómetros pero cercana en el cariño y te confían la responsabilidad de ser el padrino de su primer hijo. Y, para más inri, te das cuenta que es una decisión meditada, consensuada y valorada. Y te dicen cosas que entran por el oído y se hacen una tienda en el corazón y afloran los recuerdos y explota la morriña por una infancia que no volverá pero que fue el cimiento construido por cientos de voluntades en el que se apoya con firmeza la etapa adulta.
Se me cae la cara de vergüenza cuando alguien escribe en el blog y da las gracias por cosas que le llenan de alegría el corazón a Covadonga.
Se me cae la cara de vergüenza cuando la vida -vamos, Dios y sus compinches- te van poniendo facilidades en el camino y no respondes como la ocasión merece.
Se me cae la cara de vergüenza cuando pasan los días y no atiendo a mis hermanos y amigos como ellos hacen conmigo.
Pufff...se me cae la cara de vergüenza en tantas ocasiones.
Pero saco un punto muy positivo: al menos se me cae la cara de vergüenza. Saber lo que uno hace mal es el primer paso para hacer las cosas bien.