domingo, 14 de marzo de 2010

Desde primera hora

Son las 8:30 del domingo. Llevo desde 4:45 dando biberones, cambiando pañales, acunando mellizas, acurrucando a Covadonga...y ya no ha sido posible volverse a dormir. Covadonga y yo os hemos pegado un opíparo desayuno. Me parto con ella. De repente se ha hecho mayor y está increíble.
Lo más curioso de todo es que ya no tengo sueño. ¿Me estaré haciendo mayor o es que el cuerpo -con ayuda del ángel de la Guarda- ya se ha acostumbrado?
Ayer me fui por la tarde con las niñas de paseo. Además de visitar a mis padres, fuimos a ver a Miguel. Es un amigo que conocí hace ya más de 20 años. Es un tío estupendo y me ayudó mucho cuando nos conocimos.
Un par de años después, Miguel tuvo un fatídico y grave accidente de moto que le dejó en un estado difícil de definir. Aunque no habla y parece estar ausente y está postrado entre la cama y la silla de ruedas, lo cierto es que se da perfecta cuenta de lo que pasa a su alrededor. Se alegra cuando vas a verle, se ríe cuando le cuentas alguna anécdota, se entristece cuando le cuentas una mala noticia y se solidariza cuando le cuentas una preocupación. Son muchos hermanos y, aunque él lleva ya 20 años en esa situación, la casa sigue siendo la algarabía constante que conocí hace muchos años. Ahora aumentado por los nietos, cuñados y cuñadas.
El caso es que ayer fuimos a ver a Miguel. Todavía no le había llevado a las mellizas y eso no podía ser.
Tengo que decir que Covadonga estuvo de 'bocao'. Se llevó a Miguel de calle. Le empezó a cantar canciones del Cantajuego, le agarró de las manos para hacerle el 'corro de la patata', lo llenó de besos...una gozada.
Me encanta ver la naturalidad con la que reaccionan los niños en estas situaciones. Muchos adultos se quedan sin saber cómo actuar ante Miguel y, en cambio, los enanos saben ver más allá. Fue una maravilla. Las mellizas se lo pasaron bien. Covadonga disfrutó. A Miguel se le cayó la baba con las carantoñas de Covadonga. Y yo...pues os podéis imaginar.

3 comentarios:

  1. Contáis con mi oración. No leo el blog sólo para enterarme de cosas y pasarlo bien y disfrutar con lo que dices. Espero que los ángeles guardianes de tu mujer también la ayuden con el sueño...porque si tú no has dormido, ella tampoco. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. Borja, se me cae la baba cuando te leo. Estás hecho un padrazo !!!! Maria estará contentisima contigo, jajaja. Un beso y que ejemplo para muchos.
    Patty

    ResponderEliminar
  3. Saludos a las dos!! Patty, no te equivoques...de ejemplo, poco.

    ResponderEliminar