lunes, 8 de marzo de 2010

Rosario en familia

Desde hace muchos muchos muchos años -pero especialmente desde que me casé-, me han insistido en las bondades de rezar el Rosario en familia, es decir, con mi mujer y -ahora- hijas. A veces es difícil conseguirlo por horarios, baños, cenas, lloros, biberones, pañales y mil excusas más que uno puede poner. Pero poniendo un poco de nuestra parte lo conseguimos muchas veces.
El sábado fue uno de esos días. Lo malo es que el rezo del Rosario se convierte, más bien, en una gymkana. Covadonga buscó reiteradamente la aprobación y el aplauso de María por haber hecho bien un puzzle. Lucía ejercitó sus robustos muslos agarrándose a la mesa del salón y poniéndose de pie no arredrándose ante el infortunio y el resbalón que le produjeron más de un coscorrón. Macarena, que a diferencia de Lucía todavía no gatea ni por asomo, demostró su independencia cruzándose el salón de lado a lado girando sobre su propio eje cual croqueta de pollo. "Para qué voy a dejarme las rodillas gateando si puedo trasladarme así", debe de pensar.
Covadonga se animó a acompañarnos a rezar algún Avemaría -ya se lo sabe en su idioma- y nos miró como si fuese un partido de tenis cuando 'cruzamos' las letanías.
Es difícil. La vida tiene muchas complicaciones. Pero JP2 hizo suya una frase que repetía hasta la saciedad el padre Peyton: "La familia que reza unida, permanece unida". Y como nos fiamos de él pues trataremos de seguir el consejo para que sigamos muy unidos ante la adversidad.
PD1: Maru, primera e incondicional lectora de este blog, dio el sábado a luz a su hijo Pablo. Después de ver lo pequeñitas que han nacido mis tres hijas, me parece increible cuando veo un bebé tan...como decirlo...orondo.
PD2: Me han contado que la ceremonia de los votos perpetuos del sábado fue maravillosa. Gracias a todos por las oraciones.

3 comentarios:

  1. Borja, gracias. Ya de paso pido oraciones para mi oso (tiene cinco días y lo que más le gusta es comer...., a quién se parecerá?). Un beso para todos. MARU

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he rezado el rosario con mi familia. Espero poder hacerlo cuando forme mi propia familia, q me gustaria q se pareciese un poco a la vuestra y fuese una familia cristiana.
    Saludos
    P.D. Felicidades a Maru

    ResponderEliminar
  3. Gema, la expresión 'Rosario en Familia' no hace referencia estrictamente a que tenga que ser con la familia. Cuando se reza con otra persona ya es un Rosario en familia y, si no recuerdo mal, se gana indulgencia plenaria. Está basado en aquel pasaje "cuando estéis dos reunidos en mi nombre...". Bueno, es ese matiz...

    Borja

    ResponderEliminar