viernes, 26 de marzo de 2010

¡Siamo con te!

Queridísimo Pedro:

¡Estamos contigo! Lo digo con fuerza y sólo con un signo de exclamación porque no me caben todos los que quiero poner para gritar con fuerza que estoy contigo y que puedes contar con mi cariño y mis oraciones.
El ataque está siendo brutal y despiadado. Quieren tu cabeza como ya intentaron cobrarse otras en el pasado. Me estás dando todo un ejemplo de fortaleza y comprensión que no había visto en ningún otro sitio.
Gracias por pedir perdón en nombre de toda la Iglesia por los brutales errores cometidos. Gracias por explicar tan bien lo que yo no puedo explicar.
Un sacerdote me dijo una vez que cada uno tiene que ayudar, en la medida de sus posibilidades, a soportar el peso de la Iglesia. Mis hombros son frágiles pero te prometo que redoblo los esfuerzos desde ya para, con oración y penitencia, sostener, aunque sea sólo un poquito, el peso de nuestra querida Iglesia.
Cuenta conmigo. Y cuenta con muchos otros que, seguro, se suman a mi oferta.
¡Ah! y que sepas que nos encanta saber que tú eres nuestra roca.
Un beso muy fuerte,
¡Siamo con te!

6 comentarios:

  1. Estamos viviendo en un mundo sin razon.Atacan a la religion catolica por todos lados y nosotros nos mantenemos callados. Crucifijos no, mezquitas si, principios no, aberraciones si y asi un sin fin...Siento un dolor en mi alma que grita ¡¡pobre niños y juventud !! Dios les de fuerzas para que no desvarien sus sentimientos.Siempre se dijo que la union hace la fuerza,seamos unanimes no solo de palabras sino de hechos. Mª Angeles

    ResponderEliminar
  2. A la iglesia se le esta luciendo el pelo, el vaticano engordando sus arcas, los legionarios de cristo (demostrando lo que son) y todos los abusos que se han cometido a los niñ@s inocentes. Como para creer que Dios esta detras. Anda y contarselo a otros. La iglesia es lo que es y Dios ni mucho menos esta con ella.

    ResponderEliminar
  3. Hola anónimo,
    Gracias por participar en el blog y bienvenido. Leo tu comentario y, francamente, tus argumentos ya los he escuchado muchas veces. No tengo mucho tiempo para rebatirlos porque voy de cráneo pero ¿de verdad crees que la Iglesia se dedica a ganar dinero?¿sabes que un sacerdote gana 600 euros y los obispos 900?¿Sabes cuanto dinero destina la Iglesia a ayudar a los más necesitados? Y no me refiero en África, Asia y Latinoamaérica sino también aquí, en España, donde la gente empieza a pasar verdadera necesidad y sólo encuentran ayuda en Cáritas -ONG de la Iglesia-. ¿Sabes cuantos miles y miles de sacerdotes, religiosos y religiosas no han cometido ningún acto de pedofilia en su vida? ¿Sabes cuantos Legionarios de Cristo y miembros de Regnun Christi no han dado ni el más mínimo motivo para el escándalo?
    Los abusos a niños cometidos por sacerdotes son un horror...¡un horror! ¿Pero por ellos descalificas ya a toda la Iglesia?
    Sinceramente, y con todo el cariño, cosas como esas son las que me demuestran, cada día, que Dios está detrás de la Iglesia. Sí, como lo oyes. Si la Iglesia sigue viva con tantos y tantos y tantos y tantos errores y tropelías a lo largo de la historia sólo puede ser porque es una cosa divina. Dios hace bien las cosas, los cristianos la cagamos cada día.
    Sin embargo, te invito a que, en estos días de Semana Santa eches un vistazo a esas imágenes donde se nos recuerda que Jesús ha muerto por nosotros -por tí y por mí- en el mayor acto de Amor de la historia. Y yo, sabiendo que Él ha hecho eso por mí, sigo pecando. Es incomprensible...
    ¡Feliz Santa Semana, anónimo!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡HERMOSA RESPUESTA!!GRACIAS BORJA.

    Mª ANGELES

    ResponderEliminar
  5. Gracias por encontrar siempre un hueco para poder escribir unas lineas en tu blog.

    este post en tu blog es un aliento de esperanza para mi y casi me atrevería a decir que para todos tus lectores.

    Sinceramente gracias por tu esfuerzo y capacidad de trabajo, sigue esperanzandonos con tus lineas y tus ánimos para que ahora mas que nunca estemos junto al Papa.

    ResponderEliminar