viernes, 14 de mayo de 2010

Gracias, anónimo

En el post anterior se ha generado una polémica que, por comodidad, subo a este post.
En primer lugar, no creo que sea un comentario "ignorante y estúpido" el que ha hecho un lector anónimo. Es una opinión que, es una pena, pero hay gente que comparte. Es lo que piensa esta persona y, como dice B16, no trataré de imponerle sino de convencerle.
Sí, un amigo mío escribió un libro y lo vende y a mi me gusta promocionarlo. Lo promociono porque el libro me ha cambiado la vida y así lo intento hacer ver en Internet. Otro ponen fotos de tías en pelotas y yo trato de recomendar un libro que me ha cambiado la vida. También he recomendado series de televisión como Urgencias o libros como La apelación (Grisham) o Pimpinela Escarlata, entre otros.
Es cierto, anónimo, han escrito un libro y lo venden. Y si llamas a Suso -el autor- y le pides que te cuente lo que cuenta en el libro, lo hace gratis. Ya lleva más de 50 sesiones invitado en grandes foros o en petit comité y no lo cobra. El libro ha sido escrito con un esfuerzo y una dedicación que, como es evidente, tú, anónimo, no tienes por qué saber si no conoces a Suso.
También pago cuando voy al fútbol, al museo del Prado, al Zoo, compro otro libro o me como un helado. Incluso cuando voy a Misa y nadie me exige pagar nada, trato de aportar algo.
¿Te parece mal que un escritor, un actor, un pintor o un futbolista o un obrero cobre por su trabajo? Seguro que no y seguro que entiendes lo que te digo.
No es obligatorio leer el libro de Medjugorje. De verdad, si estás interesado -perdón, o interesada- y quieres que te presente a Suso y te cuente lo que es Medjugorje de pé a pá, te aseguro que estará encantado. Porque él es mi amigo y sé que se siente un instrumento indigno y basura, pero un instrumento. Y él sólo tiene ganas de divulgar un mensaje que, te lo puedo asegurar, a él también le cambió la vida. (Aquí puedes leer su blog donde cuenta muchas cosas de Medjugorje).
A anónimo y a todos, gracias por vuestra participación. Es el alma de un blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario