viernes, 16 de julio de 2010

Carmen, Marta y Rubén

Hoy es la Virgen del Carmen. Ni más ni menos. Bajo su la protección de su manto tengo a muchas amigas. Felicidades a Carmen S-B y a Carmen "Suso". Ella celebra su santo en el convento de La Aguilera. Allí lleva menos de un año y está muy feliz. Me cuenta su tío que habló ayer con ella y que está 'happy'..."y eso que no ve el Mundial", me apostilla.
El pasado mes de junio no pudimos ir a La Aguilera a ver a las monjas. Problemas de intendencia. Esperamos que organicen otra 'movida' pronto...
En el post sobre la entrada de Carmen en el convento, ha dejado un comentario Marta (Madrid). Dice así: "jo, yo llevo meses intentando ir, pero como no tengo coche ni carnet de conducir, no sé cómo... Ví el vídeo con el Padre Cantalamessa en octubre del año pasado, hasta hoy (y lo que queda!) no puedo dejar de verlo, me lo sé de memoria, y eso que no sé mucho de italiano!! Pero a la par que Jesús me descubría su Amor, Sus miradas, Su voluntad para conmigo, me leí el libro "Clara, ayer y hoy", descubrí a Santa Clara, descubrí a Sor Verónica (la mariposa que se quema y se muere consumiéndose en el fuego) y desde entonces no puedo dejar de pensar en que quiero ir allí, tengo que ir allí... Marta (Madrid)".
Pues Marta, escríbeme que ya tengo voluntarios para acompañarte a que conozcas a las 'pirómanas'.
Hoy, día del Carmen, quiero felicitar especialmente a mi cuñado Carlos, que es marino, y hoy tendrán que celebrarlo sin Misa ni nada porque a la ministra Chacón se le ha metido en la cabeza decapitar la tradición española...
Y quiero mandar un beso fuerte a una amiga que, bajo el manto de la Virgen del Carmen, está viviendo una locura de amor.
Y rezar por un amigo al que espero que la Virgen del Carmen consolide una historia.
Y rezar por Iñaki -¡¡Felicidades, gordo!!-.
Y rezar por Rubén, que hoy se ha ido directo 'pal' Cielo a los 36 años después de un fulminante cáncer de pulmón. Se casó en marzo y en mayo le diagnosticaron el cáncer. Su mujer se ha quedado viuda a los 31 años. Bueno, pues además de rezar por Rubén, vamos a rezar por ella, para que la Virgen del Carmen -joder, Rubén, que día tan maravilloso para volver a la Casa del Padre porque no tendrás ni que esperar al privilegio sabatino-le dé la fortaleza necesaria para una situación humanamente tan dolorosa. ¡¡A rezar!! (Dios te salve, María. Llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el Fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios. Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.)
PD: ¿Has visto qué poco cuesta dedicar 15 segundos a la Virgen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario