lunes, 19 de julio de 2010

Gracias a Dios

Una compañera de trabajo acaba de acercarse a mi sitio para decirme que una amiga suya entra en el convento de La Aguilera a finales de agosto. ¡Puffff! ¡Qué alegrón para empezar al semana!
Gratias tibi, Deus, gratias tibi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario