sábado, 7 de agosto de 2010

Semana I

Las vacaciones están bien inventadas. No puedo quejarme de nada sino más bien el contrario. Rak, otra ilustre lectora del blog, sabe lo bien pensada que está su terruño. Buena comida, buenas playas y buena gente. Es verdad que el plan ha cambiado sustancialmente desde hace un año.
Cosas buenas: mis hijas están preocupadas con que su padre tenga también tiempo para Dios y me despiertan a eso de las 7:30. Aprovecho y voy a Misa de 8:30. Así luego no hay excusas. Las enanas están difrutando con la playa, especialmente Covadonga, y como han coincidido con muchos primos pues están como locas. Las mellizas ya hana tenido fiebre en varias etapas. No hay quien las saque del agua.
Cosas malas: Estoy cansado.
Cosas peculiares: Me encanta el mes de agosto porque todos los días se celebra algún santo. ¡Qué suerte tengo de vivir la Eucaristía en esa capillita con un sacerdote que celebra con tanta devoción!
Cosas a tener en cuenta: Como tengo más tiempo, tengo una lista de peticiones enormes en la que cabe todo el mundo.

3 comentarios:

  1. Que lo sigaís pasando bien y que puedas volver menos cansado.
    Aprovecho a agregar a tu lista de petiiciones la idea de mi suegra al especialista, será este 12, a ver qué nos dicen.
    Saludos a tus mujeres.
    Cecilia I.

    ResponderEliminar
  2. quise poner peticiones y la ida.
    Cecilia I.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que disfrutéis mucho de mi tierra!! Me hizo muchísima ilusión tu mensaje. Besos a los cinco. Raquel

    ResponderEliminar