lunes, 18 de octubre de 2010

Perdón

Perdón. Quiero pedir perdón a todos mis amigos y familiares a los que invité al retiro con las monjas guadalupanas del pasado fin de semana. Quiero pedirles perdón por no haberles insistido para que viniesen. Por no haber hecho los suficientes sacrificios y rezado lo suficiente para que viniesen. Por no haber sabido expresar con palabras en qué consistía el retiro.
A todos...perdón.
Perdón porque ha sido INCREIBLE. Dios pasa por la vida de las personas cuando quiere y como quiere pero, caray, sin duda hay lugares donde se luce.
El Señor ha vuelto a sentarse a mi lado, me ha cogido la mano y ha dejado que vacíe el corazón de cosas inútiles. Luego me ha hablado con cariño pero con fuerza. Y se ha lucido.
El retiro ha estado centrado en la Eucaristía. En una de las charlas, el padre Francisco nos explicó en una clase teorico-práctica lo que es la Misa. Signos, oraciones, gestos, palabras...¿qué pasa en la Misa? Sin duda me ha complicado la vida. ¡Qué maravilla! Por favor, no permitáis que vuelva a faltar a Misa ni un solo día...
Quiero dar las gracias desde este pequeño rinconcito, casi anónimo, a todos los que han estado allí. A las 'Guadalullamas', por dejarnos participar de su fuego; al padre Francisco, que me cambió la vida una vez y ha vuelto a hacerlo; a Rafa y Loli, por su amistad, cariño y ejemplo; a Chema y Mercedes, por lo mismo que los Lozano; al resto de matrimonios que fueron a Loeches; a Miguel, Teresa, Luis, Carlota, Marta, Alvaro, Tomás, Jaime, Nuria, Marta, Chiqui...por sus desvelos para que todo fuese mejor ayudando a mover bancos, traer mantas, cuidar a mis hijas, preparar cines, servir mesas...; a las chicas de Verbum Dei porque la casa es una maravilla; a PajQ, que se vino a ayudar cuando lo fácil era estar en casa.
Y gracias, especialmente, a Elena, nuestro 'ángel de la Guarda', que nos guió en un Rosario de los que te cambian la vida. Gracias a Covadonga, Lucía y Macarena, porque pese a sus llantos, rabietas y pocas ganas de dormir, se han portado muy bien y nos han ayudado a profundizar en nuestro matrimonio.
Por encima de todos, gracias a María. Te quiero.
Y más por encima de todos, gracias al Señor...porque Él es así.
PD: Perdón a todos. Espero que podamos organizar otro dentro de poco para que podáis venir.

3 comentarios:

  1. Vaya! La sinceridad de tus palabras llega hasta lo más adentro! Los frutos de ese retiro deslumbran en cada palabra. Felicidades!
    Rafa me trajo hasta tu blog y ciertamente lamento no haber estado en el retiro.
    Esperemos que en Su plan, ponga que podamos conocernos en el siguiente retiro =)

    ResponderEliminar
  2. nos has animado para ir a Murcia para todos los santos. Este es un testimonio que llega.
    .. (todos nos conoceremos en el siguiente retiro.) la película que hablas en la anterior entrada la pueden ver niños?
    Luis y Mª Jesús desde el 5º-B

    ResponderEliminar
  3. Nikola, Irene, espero que así sea y nos conozcamos pronto. La verdad es que lo rel retiro es una experiencia increible.
    A Luis y MªJesús, dadles las gracias a vuestros chavales por su papel en el retiro. ¡Vaya figuras! Sobre la película para niños...bueno, ¿qué decir? ¿Se puede ver La Pasión? No te niego que la escena de la lapidación es dura -no más que la flagelación o la crucifixión-. 'La verdad de Soraya M.' se puede ver perfectamente. No tiene escenas de contenido sexual. Lo malo son las escenas de cómo apedrean a una mujer. Y no es sólo un flash...dura un rato...
    Un saludo.

    ResponderEliminar