miércoles, 3 de noviembre de 2010

La faena de ser padrino/madrina

Me escribe una buena amiga pidiendo oraciones porque el sábado es el bautizo de un niño del que le han hecho madrina. Como sé que es asidua lectora del blog aprovecho para hacer aquí una reflexión.
Ser padrino/madrina de Bautismo es un faena.
Me explico.
Durante el rito del Bautismo, a los padrinos se les pregunta si se comprometen a ayudar a educar a su ahijado en la fe católica. Y uno, claro, ya que está allí dice que sí.
¡¡Pero es que te comprometes!!
¡¡Lo estás prometiendo!!
Por eso, si uno dice que sí, luego tiene que hacerlo. y para educar a un ahijado en la fe hay que conocerla muy bien.
Como ya he contado otras veces, pensé, medité y recé cada uno de los nombramientos de padrinos de mis hijas. Qué hija necesitaba a qué padrino y qué madrina. Se lo expliqué a ellos y confío en que lo estén cumpliendo. Porque está en juego la salvación de mis hijas. De momento les pido que recen por mis hijas. De la misma forma, tengo siempre presente en el Rosario de cada día a mis ahijados (Patricia, Martina, Pía y Julio), mis ahijados de Confirmación (Santiago y Josemaría), a mis ahijadas consorte (Isabel, Julieta y Fabiola) y a los padrinos de mis hijas (Macerana, Josito y Valvanera. Los otros tres están entre mis ahijados...)
Que te nombren padrino es una responsabilidad demasiado grande. Demasiado grande. Por eso hay que tratar de estar a la altura.
Rezaré por mi amiga (y como es lectora del blog os pido que recéis por ella) pero rezaré para que el Señor se haga el encontradizo, como a Él le gusta, y a ella se le haga mucho más fácil su labor. Porque la hará con agrado.
Una cosa sé con seguridad: el ahijado del que tendrá que cuidar mi amiga es un tipo con suerte...¡Con mucha suerte!

3 comentarios:

  1. Me ha encantado, Borja. YO solo tengo una ahijada, mi sobrina, y la quiero con locura. Me has hecho pensar, y se que tengo que rezar más por ella...
    POr cierto, oí el programa de Radio María y me encantó. Me hizo mucha ilusión oir la voz de Mª Jesus, sigo su blog casi a diario.
    Un beso, y ánimo a la nueva madrina.
    MARU

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muchas gracias, Borja, y muchas gracias, Maru!! Espero estar a la altura :) Ganas no me faltan :)

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo contigo, ya venía yo pensando que tener ahijados es una "faena"...sobre todo si, como me pasa con uno de ellos, sus padres no practican y no ponen buena cara cuando intentas hablar al niño de "asuntos divinos"...Rezar, rezo por él y sus padres...pero ya tiene 12 años y según está el ambiente se está empezando a desmadrar...uf, una "faena"!
    madrina.

    ResponderEliminar