viernes, 3 de diciembre de 2010

La Bella y el Bestia

Hace un par de meses hicimos una nueva sesión de "Cine en casa", es decir, se pone el salón como si fuese una sala de cine y vemos con Covadonga alguna de las películas que no ha visto. Ya hemos hecho tres y hemos visto "La Sirenita", "Peter Pan" y "La Bella y la Bestia".
Esta última opción fue un error. A Covadonga le gustó tanto la película que lleva tres semanas jugando a: "Papá, ¿vale que yo soy Bella y tu Bestia?". Os podéis imaginar. Siempre me toca ser Bestia. Nunca me pide que sea Felipe, Eric u otro príncipe de Disney. Además, Covadonga involucra a toda la casa. Macarena es Lumiere (el candelabro) y Lucía es DinDon (el reloj).
Sublime.
No hago más que bailar, ahuyentar a los lobos y prohibir a Bella que vaya al Ala Oeste.
Lo peor llega cuando, en mitad del colegio, Covadonga propone: "Papá, ¿vale que yo soy Bella y tú Bestia?".
Comprendo la cara de padres y madres..

No hay comentarios:

Publicar un comentario