martes, 23 de febrero de 2010

También en Valencia

La Gospa tiene esas cosas. Se sirve de herramientas humildes...¡pero que dan mucho la tabarra! Así que también habrá presentación del libro de Suso en Valencia. Es este viernes -26 de febrero- a las 19.30 en la Fundación CEU Cardenal HErrera (Palacio Colomina) En la calle Almudín 1 (Valencia).
Para los que se quieran pasar o decírselo a amigos, familiares, conocidos y mediopensionistas.

lunes, 22 de febrero de 2010

El mantillo

Me encanta mi jardincito pero odio hacer las labores más duras de cuidado y preparación. Este fin de semana me he enganchado con el mantillo, vamos, el abono -sé que es un poco tarde para ponerlo pero hago lo que puedo-. El caso es que me he quedado corto y tendré que ir hoy a comprar un poco más.
El viernes, extendiendo el mantillo, me acordé de Miguel, el jardinero de la urbanización donde viví de pequeñito -en el centro de la imagen-. La verdad es que tuve la suerte de pasar la infancia en una urbanización grande, en la zona Noroeste de Madrid, con mucha zona verde y un pandillón de chavales de la misma edad que era una gozada.
El plan fundamental los fines de semana era jugar al fútbol. Se empezaba un partido a las 11.00 de la mañana que terminaba sobre las 13.30. A comer. Después de los dibujos animados de las 15.30 (Sport Billy, La pequeña Lulú, Daniel el Travieso o el que tocase) empezaba el partido a las 16.30. Y lo mismo el domingo. Bueno, la verdad es que el domingo era mucho mejor. Por la tarde, cuando el Madrid no jugaba en casa, montábamos un gol regateado enorme. Un árbol y un jersey bastaban para ponerse en marcha. Uno se bajaba una radio grande que poníamos detrás del poste y escuchábamos el Carrusel Deportivo con, José María García, Joaquín Prat y Antonio Martín Valbuena entre otros periodistas de la época. De ahí viene mi pasión por la radio. En aquel entonces no se televisaban los partidos y daba gusto la jornada del domingo con todos los partidos a las 5 de la tarde. Cuando había gol importante, el que estaba de portero avisaba y nos reuníamos junto al transistor. Allí seguíamos a nuestro Real Madrid, al Atleti de Javi, Paco, Carlitos y 'Pochito'. Estábamos al tanto del Athletic de los Velayos y del Racing como segundo equipo de Javito. Y luego estaban los que no tenían un equipo definido pero disfrutaban con el fútbol: Pepe, Manu, César, 'Cochete', Ava...puf, qué recuerdos.
Bueno, el caso es que la eterna batalla era con los vecinos que nos echaban la bronca cada vez que nos veían jugar en el césped. Miguel, el jardinero, madridista irredento y gran aficionado, hacía la vista gorda...¡menos cuando echaba el mantillo! Entonces sí que se cabreaba cuando nos veía jugar. Una pequeña reprimenda y pelillos a la mar. La foto es de la primera Misa de mi hermano Íñigo. Allí estuvo Miguel -y Javi-. Qué recuerdos.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Para los de Barcelona

A los que viven en Barcelona y les pueda interesar. El próximo miércoles 24 de febrero, Jesús García hablará sobre Medjugorje y la persecución que sufren los cristianos en Bosnia-Herzegovina. Él trabaja en Ayuda a la Iglesia Necesitada y tuvo oportunidad de hacer un viaje a Bosnia a conocer la realidad de la Iglesia en aquel país musulmán. Trajo una cantidad de fotos sobrecogedoras que ahora forman parte de uan exposición.
Será el miércoles 24 de febrero, en la librería Claret (Roger de Llúria, 5) a las 19.00 horas.
Seguro que vale la pena.

lunes, 15 de febrero de 2010

La vida es sueño

No podía tener más razón Calderón de la Barca cuando puso en danza a Segismundo y Rosaura. Lo que yo no sabía cuando estudiaba las letras españolas era que el significado de La vida es sueño fuese tan variopinto.
La vida es sueño porque es maravilloso tener proyectos, inquietudes y anhelos que se conviertan en objetivos que perseguir y a los que dedicar un gran esfuerzo.
La vida es sueño porque cuando te cuidan sin parar todo parece más fácil.
La vida es sueño porque compartirla con la familia desbroza el corazón de las angustias y preocupaciones del día a día.
La vida es sueño, porque se van haciendo realidad las cosas que uno menos se espera.
Y La vida es sueño, mucho sueño, cuando dos mellizas y su hermana mayor hacen la pinza para tener a sus padres despiertos durante varias horas cada noche del último mes y medio. Y lo peor es que no les puedo echar la culpa. La culpa es de unos mocos que no les dejan dormir, un ataque de hambre en mitad de la noche, un 'zuzto' por el lobo de Caperucita, un empacho de cereales, una luz que no se enciende...
No es una queja. Es una realidad. He pasado a dar por finalizado mi día a eso de las 21.50. Como me recomendaba MªAngeles en un comentario hace unos días, aprovechamos todo lo que podemos para ¡¡¡descansar!!! Un consejo a tener en cuenta cuando viene de alguien que 'gasta' la vida en la planta de neonatología de un hospital.

sábado, 6 de febrero de 2010

Más allá de nuestras posibilidades

Nosotros no tenemos ningún mérito. Incluso cuando hacemos algo bien, no podemos colgarnos esa medalla. Las cosas buenas salen a pesar de nosotros. Por eso mola ver la panda de ineptos de la que se sirve el Señor para que su Mensaje llegue a todo el mundo.
Nos creemos que cuando hacemos algo, la trascendencia de ese acto será ínfima. Y llegará el día del Juicio Final -o el del Particular- y Jesús nos dirá: "¡Estuviste genial cuando salvaste a Mengano!". "¿Pero quien es Mengano?", preguntaremos sorprendidos. Y el Señor, riéndose de nuestra 'humanidad' dirá: "Aquel de la tercera fila. Te vio bendecir la mesa en un restaurante y le pilló justo en unos días de replanteamiento de la vida y..."
Esta situación que es imaginaria -¿o no?- es sólo un reflejo del impacto que tienen nuestras vidas en las de otros. En los siete meses que estuve trabajando en el semanario ALBA me ocurrió un par de veces algo increíble. Una señora llamó para dar las gracias por un reportaje que habíamos escrito sobre Fundación Madrina. Se lo había llevado a su hija, que pensaba abortar, y ahora tenía a su nieta en brazos. Sin duda, la trascendencia de escribir o no aquel artículo se vio encarnada en una personita.
Escribes un libro, una contraportada, un artículo, un post, hablas con un amigo, te equivocas en el fútbol, saludas en un establecimiento, eres amable...caray, es que todo tiene importancia. Todo.
No sabemos dónde puede 'saltar la sorpresa'.

martes, 2 de febrero de 2010

Hoy vengo a pedir

Hay un amigo que, mañana, miércoles 3 de febrero, tiene una cita MUY IMPORTANTE. Como ya he pedido muchas veces oraciones por 50.000 cosas, vuelvo a recurrir a Internet para solicitar oraciones por él. Para que el Espíritu Santo le ilumine e ilumine a otros.
Si puedes, rézate un Ave María por él.
Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gracias.