domingo, 15 de agosto de 2010

Semana II

¡Qué gozada! La segunda semana de vacaciones siempre es la de la rutina. Ya se ha pasado el momento de emoción de los primeros días y se disfruta cada segundo con la alegría de saber que queda mucho por delante.
Hoy es el día de la Virgen. Es fiesta en casi toda España y no me quiero ni imaginar cómo se debe celebrar en el Cielo. Hoy he bajado pronto a comprar el pan y el periódico -el MARCA cada vez está peor-. Bueno, no era pronto. Sólo eran las 8. Las niñas han dormido un poco más. Me ha encantado ver la ría en todo su esplendor tintada de un azul especial. Era la forma que tiene el mar de felicitar a Nuestra Madre. Ella es así y se lo merece todo.
Sé que han llegado los de Medjugorje y creo que ha sido bestial. La Gospa se ha lucido con esos detalles que la hacen la mejor. Alguno se ha ido ahora a descansar un poquito. Chavales, habéis escogido un buen sitio.
Covadonga está de bocado. Lo estamos pasando genial. Tienes contestaciones que me parto. Creo que es lo que tiene el hecho de estar con su prima mayor. Y las gemelas...que voy a decir de ellas. Para comérselas.
Gracias, Dios mío. Te estás luciendo, Crack.

sábado, 7 de agosto de 2010

Semana I

Las vacaciones están bien inventadas. No puedo quejarme de nada sino más bien el contrario. Rak, otra ilustre lectora del blog, sabe lo bien pensada que está su terruño. Buena comida, buenas playas y buena gente. Es verdad que el plan ha cambiado sustancialmente desde hace un año.
Cosas buenas: mis hijas están preocupadas con que su padre tenga también tiempo para Dios y me despiertan a eso de las 7:30. Aprovecho y voy a Misa de 8:30. Así luego no hay excusas. Las enanas están difrutando con la playa, especialmente Covadonga, y como han coincidido con muchos primos pues están como locas. Las mellizas ya hana tenido fiebre en varias etapas. No hay quien las saque del agua.
Cosas malas: Estoy cansado.
Cosas peculiares: Me encanta el mes de agosto porque todos los días se celebra algún santo. ¡Qué suerte tengo de vivir la Eucaristía en esa capillita con un sacerdote que celebra con tanta devoción!
Cosas a tener en cuenta: Como tengo más tiempo, tengo una lista de peticiones enormes en la que cabe todo el mundo.