domingo, 13 de febrero de 2011

La profanación

El viernes por la noche robaron el sagrario de la iglesia de Santa Catalina de Majadahonda con el Santísimo dentro. La verdad es que, cuando me enteré se me quedó helado el corazón.
Estas cosas no suelen ser para llevarse el 'trozo' de oro sino para cometer un sacrilegio, hacer misas negras y esos horrores. Estoy todavía un poco conmocionado. ¿Dónde está el Señor?
El domingo he ido a Misa allí. Es mi pueblo de siempre y me siento majariego. El ambiente que se respiraba era de una pena enorme. Mucha gente acudió a la celebración de las 10 de la mañana. Impresiona ver el hueco del sagrario en la madera del retablo. Es un hueco demasiado grande, más allá del espacio físico.
He pensado que, muchas veces, esa gente tiene más fe que cualquiera de los católicos.
Me ha emocionado lo que ha dicho el sacerdote en los avisos: "El viernes 18 habrá un acto de desagravio. Debemos rezar para que el Señor perdone a los que lo han hecho. Y, Señor, ya que estás con ellos, conviértelos. Sorpréndenos".
Es la misma iglesia en la que quemaron las puertas después de la Misa del Gallo de este año.
Bueno, lo escribo sólo para que, quien quiera, rece para desagraviar este sacrilegio y pida por la conversión de quien lo haya hecho.
PD: la foto del incendio es de noticiasdemajadahonda.com

2 comentarios:

  1. Sencillamente, qué pena!
    Cecilia I.

    ResponderEliminar
  2. Vamos a ser positivos,Jesus esta cerca de ellos y si lo utilizan para fines sacrilegicos,no tenemos la menor duda que Jesus triunfara y quien sabe ,¿sera obra de EL para ganarse unas almas?. Mª Angeles

    ResponderEliminar