jueves, 28 de julio de 2011

De rodillas y en la boca

El cardenal Cañizares es el que está encargado en el Vaticano del Culto Divino. Se encarga de estudiar y dar directrices de cómo se debe adorar a Dios y cómo deben ser las liturgias. bueno y muchas cosas más que, como soy un cateto, no sé explicar.
El caso es que le han hecho una entrevista y ha dicho lo siguiente: "Es recomendable que los fieles comulguen en la boca y de rodillas". Esto se debe "al sentido que debe tener la comunión, que es de adoración, de reconocimiento de Dios"."Es sencillamente saber que estamos delante de Dios mismo y que Él vino a nosotros y que nosotros no lo merecemos", afirmó.El Purpurado dijo también que comulgar de esta forma "es la señal de adoración que es necesario recuperar. Yo creo que es necesario para toda la Iglesia que la comunión se haga de rodillas". "De hecho –añadió– si se comulga de pie, hay que hacer genuflexión, o hacer una inclinación profunda, cosa que no se hace".
El caso es que tiene más razón que un santo.
Sin embargo, cada vez oigo más quejas de ataques a la liturgia, sacerdotes que no celebran bien, que hacen cosas extrañas, gente que comulga de cualquier manera... Vamos, críticas hacia todos lados.
Y, sinceramente, después de hacer más críticas que el que más me he dado cuenta de que es mucho más grave mi comportamiento. Es decir, ¿cuántas veces te distraes en Misa?, ¿le das vueltas a la cabeza criticando al sacerdote porque no ha hecho el lavatorio?, ¿echas pestes de un fiel porque ha ido a Misa en bermudas?... No sé, cien mil cosas. En esos casos creo que es muy aplicable el tema de la paja y la viga.
Si estás en Misa 'criticando' de pensamiento, te conviertes en uno mucho peor que al que estás criticando. Por eso, si cada uno es mejor en la Misa, atiende, reza, se concentra, pide, adora, confía, agradece, comulga, da gracias...será un ejemplo para los demás.
De momento, haré caso al cardenal, por supuesto, y trataré de vivir mejor la Misa...porque es muy grande.

viernes, 8 de julio de 2011

¿Te marcan el camino?

Creo que sé un huevo de todo. Sé cómo se tienen que hacer las cosas, por qué y cuándo. Yo soy así. Desde hace varios años mantengo un pulso firme. En un lado de la mesa, yo. En el otro, Dios (sí, sí...por increíble que parezca).
Él deja que yo me golpee una y otra vez contra el muro de lo obcecación. Lo bueno es que, de vez en cuando, me deja ver pequeños resquicios. Rendijas por las que se cuela su Luz y te muestra su Sabiduría y saber hacer. Si alguien me preguntase si he visto a Dios no podría decir categóricamente que no...
Lo bueno es que ya me he dado cuenta de cómo le gusta a Dios hacer las cosas...¡las hace como le da la gana!
Perdonad que ponga un ejemplo en el que, para narrarlo, romperé alguna cláusula de confidencialidad (muy pequeñita) que tengo impuesta.
Hacía tiempo que sabía que mi amigo Suso estaba escribiendo un libro sobre monjas. Sabía de sus andanzas y entrevistas. Un día charloteando de lo divino y de lo humano y poniendo en común ese sueño profesional que algún día verá la luz, Suso me pidió que si podía hacerle un vídeo promocional del libro. "¡Claro!", fue mi respuesta.
Para realizarlo me mandó un buen dossier de fotos de monjas y la canción "Síguele" que es la caña. Entre las fotos, mucha monja joven y con cara de simpática y alguna vieja y fea.
Yo, que sé muchíííísimo de lo que hay que ofrecerle a la sociedad para que 'trague' la píldora católica deseché las fotos menos atractivas.
Entre ellas estaba la que ilustra el post. Una monja mayor, decrépita, anciana, retro, sin glamour ni belleza... "Puuuf", pensé. "No vende. Está fuera del vídeo".
El vídeo en cuestión gustó y el número de visitantes en YouTube fue creciendo con el paso de los días. Tanto que, a la hora de escribir este post ha superado las 13.000 visitas. Nunca podría habérmelo imaginado. Ni de lejos.
El caso es que, pasado el tiempo, se fueron a grabar unos 'planos' a sor Teresita (la de la foto). Resulta que tiene 103 años, lleva 84 en clausura y, para redondear el tema, entró en el convento el mismo día que nació B16.
Mandaron una nota de prensa a los medios y...¡tachán!...Sor Teresita se ha convertido en la monja más mediática del mundo.
Ha salido en El Telediario de La1 (minuto 47.55), El Mundo.es, El País.com, La Razón, el Telediario de Matías en A3 y un montón de sitios más.
El otro día me di cuenta de que yo había descartado el verdadero interés del libro.
La pregunta es doble: ¿Qué sucede para que una mujer se entregue a Dios? y ¿Qué sucede para que una mujer se pase 84 años en clausura? La respuesta está clara: AMOR.
Y a mí me ha quedado claro que Dios hace las cosas como le sale de...las narices.