sábado, 26 de noviembre de 2011

Arrodillarse ante Dios

Sé que no tengo perdón de Dios. La vida me está pudiendo y cada vez tengo menos siento para sentarme a escribir cien mil cosas que se me pasan por la cabeza.
Pero hoy no podía dejar de pararme un segundo para felicitar a Covadonga en su propio blog. Cumple años. 4. Delante del ordenador y contándoselo al Señor recuerdo aquellos días de primerizos esperando que llegase la 'peque'.
Hoy es una señorita que manda y alegra corazones...aunque a veces también los canse.
Hemos ido a visitar a las monjas de Iesu Communio para celebrar el 'cumple'. Como siempre, ha sido para disfrutar.
Cuatro memonetos:
1-"Quereos los esposos para que vuestras hijas tomen ejemplo" y así crecerán delante de Dios.
2- "A mí me impresionó ver a mi padre que se arrodillaba en la Iglesi. ¿Quién sería Aquel ante quien mi padre se postraba", ha contado una monja como experiencia propia de ver algo que le marcaba para siempre.
3- Hemos podido apiñarnos en el regazo de la Virgen embarazada que tienen allí. Nunca lo había podido hacer. Allí, descansando mi cabeza y mi corazón en Ella, he comprandido muchas cosas.
4- El cuarto me lo quedo para mí...

Cecilia, te tengo muy presente. Te encomendé mucho el día de tu santo. Un beso.
Gracias a todos por estos cuatro años de compañía.