martes, 12 de marzo de 2013

El elector

La verdad, me está encantando todo lo que está rodeando al cónclave que comienza hoy. Estoy disfrutando de todo lo que oigo y lo que leo.
Creo que tengo mucha suerte de poder ver todo lo que está pasando con los ojos de la fe. Y también es una exigencia muy grande de saber la responsabilidad que tengo, como católico, de rezar para que los cardenales se dejen inspirar por el Espíritu Santo.
Y confío en ellos.
Todo lo que están diciendo en las entrevistas, en las ruedas de prensa, en sus tuits personales, en sus cartas a sus feligreses...Todo huele a Dios.
Por eso estoy confiado en que todo será para bien.
Ellos están preparados...y yo tengo que estarlo también. La exigencia es máxima. Es importante no dejarse llevar por las habladurías, los comentarios y los 'análisis' de los que no aman a la Iglesia.
Si hay alguien que sabe lo que necesita la Iglesia, ése es el que sale en la foto...y no lleva gafas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario